jueves, mayo 10, 2007

Roque Dalton un padre inquieto

Juan José Dalton, recuerda a su padre, el poeta Roque Dalton, asesinado en 1975.

“Recuerdo a mi padre no como un hombre casero sino como un hombre de grandes inquietudes. En esos días había una efervescencia política y a pesar que era un joven ya conocido, muchas veces le acompañábamos en su salidas”.

Por Alexander Córdova

Juan José habla de su papá con mucho entusiasmo y cariño. Su mirada se pierde un momento para recordar los mejores momentos que vivieron juntos. Pero cuando se trata de criticar al poeta Roque Dalton asegura que deja atrás el lazo afectivo y lo juzga como intelectual.

La escritora mexicana Elena Poniatowska comenta en el prólogo de uno de los libros de Roque Dalton que “todos los que lo conocieron dicen que era un personaje a todo dar y resulta fácil imaginarlo haciendo del entusiasmo y la sinceridad un mérito literario”.


Ser hijo de Roque Dalton le ha hecho vivir muchas alegrías y tristeza. Su padre es considerado entre los poetas latinoamericanos como original y excéntrico por sus escritos, a pesar que han pasado 27 años ya de su desaparición.

Cuando ocurrió la muerte de su padre el 10 de mayo de 1975, Juan José, junto a sus dos hermanos, Roque y Jorge eran unos adolescentes “Yo tenía como 15 años y estaba en noveno grado”, afirma Juan José.

“Una de las cosas más marcadas de mi niñez es que fuimos una familia que no tuvo tranquilidad en el hogar. Mi padre era perseguido por sus actividades políticas, su situación real era que cuando no estaba en la clandestinidad, estaba preso o en el exilio”, rememora Juan José.

Juan José recuerda que estas situaciones eran una forma de vida.“Después que lo encarcelaron en 1964, emigramos fuera de El Salvador a un exilio que duró 19 años. Entonces tuve la oportunidad de vivir con mi padre un período intenso”.

Una de las cosas que recuerda claramente Juan José es la principal pasión de su padre después de las letras. “A mi papá le encantaba el fútbol. El practicó mucho cuando era estudiante del bachillerato. Incluso en un poema que se llama “No siempre fui tan feo” narra como jugando fútbol le dieron una patada en la cara”, afirma el hijo del poeta mientras ríe con mesura.

Para Juan José los mejores días que compartió con su padre fueron en la extinta Unión Soviética “Tengo muy presente cuando mi papá nos llevaba a aquel edificio enorme donde trabajaba en Checoslovaquia. Estaba cerca de la casa donde vivíamos, pero nosotros éramos muy inquietos y traviesos a la par de los niños rusos más educados y lo hacíamos pasar vergüenzas.

“Pero mi papá era un hombre que le gustaba enseñarnos como sus trofeos -cuenta Juan José entre risas- pero le hacíamos quedar mal porque no nos portábamos bien. Por ejemplo nos escondíamos en los sótanos en donde se encuentran las calderas que producen la calefacción”.

“Todo el mundo se la pasaba buscándonos y mi papá pasaba una gran pena. Al final nunca nos regañaba, ni reprendía. Lo que hacía era llegar donde mi mamá y le ponía la queja para que ella nos castigara”, explica.

Juan José se dio cuenta quien era su padre cuando vivían en Cuba. “Yo no tenía conciencia de la situación. Pero le comenzaron a publicar sus libros y ya lo reconocían como un referente cultural latinoamericano. Supe quien era hasta que ganó el prestigioso premio de “Casa de las Américas" en 1968”.

“El premio fueron mil dólares y compramos muchas cosas que nos hacían falta en la casa y todavía le pagó el viaje a mi abuela para que nos fuera a visitar. Fue increíble como ese dinero se estiró tanto”, menciona Juan José.

Juan José tiene muy presente que su padre era una persona que deseaba que sus hijos estudiaran carreras enmarcadas en la ciencia “El decía siempre que el futuro del mundo estaba en la ciencia. Yo comencé a estudiar medicina pero solo hice 45 días.” manifiesta el actual periodista. Cuando a Juan José le preguntan qué piensa de las letras de Roque Dalton siempre subraya que hace sus críticas como profesional e intelectual, no como su hijo.

“Considero que es una de las obras más integrales que tiene la cultura salvadoreña. Actualmente la libertad del país ha creado una cierta inquietud por leer su obra en los jóvenes. Eso me da una visión que la obra de mi padre tiene gran injerencia”, opina.

Luego del largo exilio en Checoslovaquia, Cuba, México y Nicaragua, Juan José junto a su hermano menor Jorge, han hecho un esfuerzo por publicar la literatura de su padre. “A estas alturas existen 11 obras publicadas de Roque Dalton en el país y existen ediciones recientes en Argentina y España”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal