viernes, mayo 18, 2007

17 de mayo: Día Municipal contra la Discriminación por Orientación Sexual y por Identidad de Género.

Hace apenas diecisiete años, el 17 de mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS), suprimió definitivamente la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Una de las primeras luces que prometió comenzar a cambiar una historia oficial de vejámenes, discriminación e irrespeto al derecho de ser diferente que le corresponde a cada persona.

Este acontecimiento y la situación de discriminación homofóbica en nuestro país, motivó a la Coalición por los Derechos Humanos de la Comunidad LGBT a proponer al Concejo Municipal de la Alcaldía de San Salvador votar el acuerdo de declaración del día 17 de mayo como Día Municipal contra la Discriminación por Orientación Sexual y por Identidad de Género.


Esta propuesta fue aprobada por unanimidad en sesión ordinaria del Concejo Municipal de San Salvador, el día martes 15 de mayo de 2007 . La acción se suma a la aprobación que se hizo, en junio del 2006, de la Declaración sobre Derechos Humanos y Diversidad Sexual. Ambos acuerdos buscan el reconocimiento público del derecho humano a la diversidad, a la libertad y a la dignidad, como queda asentado en el artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, y dotados como están, de razón y de conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Como mujer y poeta, concejala de esta municipalidad, agradezco la propuesta, que en representación de la comunidad LGBT presentaron Ana Cisneros y William Hernández, ya que simboliza la esperanza de miles de seres humanos y significa un mínimo pero trascendental cambio de paradigmas. San Salvador es la primera ciudad centroamericana que asume este compromiso histórico.

Los patrones culturales sufren cambios de manera lenta, y aunque la cultura responde de alguna manera a la economía de un país, coexisten antiquísimos dogmas, prejuicios y estereotipos de épocas ancestrales; la discriminación a la diversidad sexual, data de las épocas medievales, heredada, además, de la cultura europea.

Un abrazo para quienes dedican su propia vida, su esfuerzo y su amor a la construcción de la esperanza, el respeto, la justicia y la verdad.


Silvia Elena Regalado

17 de mayo de 2007

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal