viernes, mayo 25, 2007

ARENA tiene doble moral sobre la libertad de expresión, acusa el FMLN

Redacción Diario Co Latino

Los grupos parlamentarios de ARENA y FMLN protagonizaron un fuerte y prolongado enfrentamiento verbal en la sesión plenaria de ayer, provocado por el intento del partido gobernante de pronunciarse contra la no renovación del permiso de transmisión a Radio Caracas Televisión (RCTV), de Venezuela.

La discusión, caracterizada por un marcado componente político, incluyó una serie de críticas ofensivas al gobierno de Venezuela, por parte de algunos diputados de derecha, y señala-mientos de doble moral de ARENA frente al caso, planteados por el FMLN.


“ARENA no tiene solvencia para hablar de libertad de expresión, porque sus cuatro gobiernos, especialmente el de Elías Antonio Saca, han sido violadores sistemáticos de este derecho”, criticó el coordinador parlamentario del Frente, Salvador Sánchez Cerén, luego que su colega de ARENA, Guillermo Gallegos señalara que “con el ‘cierre’ de RCTV, el gobierno venezolano está violentando el derecho a la libre expresión y atropellando la democracia en Venezuela y en el continente”.

El debate incluso llegó a un alto nivel de irracionalidad e imprudencia política cuando el diputado del PDC, Rodolfo Parker, recomendó al Ejecutivo suspender las relaciones diplomáticas con el gobierno que dirige el presidente Hugo Chávez Frías, planteamiento que fue fustigado por su ex compañero Juan Pablo Durán, disidente demócrata cristiano.

Durán exhortó a su exjefe legislativo abordar el caso ‘desapasionadamente’ y sin inmiscuir aspectos ideológicos en la discusión. “Es evidente que (en la no renovación de la licencia a RCTV) hay una violación a la libertad de expresión, pero la discusión no debe trascender a aspectos políticos”, propuso.

El FMLN defendió la actuación del gobierno venezolano, argumentando que el referido Estado suramericano está ejerciendo su derecho de decidir sobre el uso de las frecuencias de radiodifusión, actuando apegado a sus leyes vigentes y priorizando el uso del espectro radioeléctrico en la creación de medios de comunicación de servicio público.

“No hay nada de ilegal o ilegítimo en esa decisión”, reiteró Sánchez Cerén, quien criticó el desempeño de las cadenas de televisión y demás medios masivos privados en Venezuela, donde incluso, participaron activamente en la conspiración contra el presidente Chávez antes y durante el fallido golpe de Estado, en abril de 2002, el cual fue derrotado por la masiva movilización de la población y la retoma del poder de las fuerzas bolivarianas.

Sin mencionar el desempeño de los medios privados venezolanos, los parlamentarios oficialistas acusaron al presidente Chávez de estar estableciendo una dictadura. “Hasta organizaciones internacionales de corte liberal o de izquierda han condenado el cierre de RCTV”, aseguró uno de los vicepresidentes del Congreso, Rolando Alvarenga, quien citó resoluciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Human Rights Watch, instituciones cuyos pronunciamientos por lo general incomodan a ARENA y al Ejecutivo.

Alvarenga también leyó un editorial de un periódico local que mantiene una campaña de insultos contra Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega y otros presidentes latinoamericanos que dirigen gobiernos progresistas, que han roto con la lógica neoliberal e impulsan modelos de desarrollo diferentes a los impuestos por el “Consenso de Washington”.

Casi al final del debate, el FMLN pasó a la ofensiva cuando el diputado Sigfrido Reyes tomó la palabra para recordarle a ARENA el historial de violaciones a la libertad de expresión y al derecho a la información perpetradas por la derecha gobernante, desde la colocación de bombas en algunos medios durante la guerra civil hasta la actual política de castigo o recompensa a los medios según su línea editorial.

El parlamentario de izquierda también criticó la concentración de las frecuencias de radio y televisión, las cuales están en manos de unos pocos grupos empresariales que se han aprovechado del control del Estado, y el papel que en esto jugó el actual presidente Elías Saca cuando se desempeñaba como presidente de la Asociación de Radio Difusores (ASDER) y después como presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

“Fue por presiones de Saca que fue destituido Orlando de Sola, de la SIGET (Superintendencia de Electricidad y Telecomunicaciones), cuando intentó establecer la competencia en la asignación de las frecuencias de radiodifusión”, señaló.

Reyes también recordó que Saca se negó a vender espacios en sus radios del Grupo SAMIX para la propaganda electoral del FMLN, durante los últimos comicios. También trajo a cuenta el cierre del espacio “Sin Censura” del periodista Mauricio Funes y su posterior destitución de Canal 12, los bloqueos a las radios comunitarias y el cierre del Canal 27, una televisora cristiana local de Santa Ana, en 2004, después de que en ésta entrevistaran al entonces candidato presidencial del FMLN, Schafik Handal.

“Cuando eso sucedió, ¿dónde estaban ustedes, que ahora se rasgan las vestiduras y se autoproclaman defesores de la libertad de expresión?”, cuestionaba a cada momento, el legislador del Frente, quien llamó hipócritas a los diputados de ARENA y de los demás partidos de derecha.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal