lunes, mayo 21, 2007

Arremetida contra los líderes paradigmáticos de izquierda

Señores Directores
Diario El Tiempo
Bogotá

Señores Directores,

Sin asombro ninguno he visto el despliegue que ustedes le han hecho al artículo infamante del académico chileno Víctor Farías para desprestigiar al Presidente Salvador Allende. Gracias a las múltiples investigaciones existentes, muchas de las cuales circulan por Internet, conocemos a fondo de la presencia de los servicios de inteligencia norteamericanos en la academia y de su torticera penetración entre los intelectuales.


Sabemos del informe titulado Santa Fe II, donde se plantea la necesidad de que los intelectuales a sueldo se den a la tarea de sepultar la cultura de los pueblos latinoamericanos, siendo mira central sepultar su memoria histórica. De ahí que la prensa de derecha de Venezuela hable de "sepultar a Bolívar", que el consejero de paz de Colombia proponga enterrar la memoria de Gaitán y que el Presidente Alvaro Uribe, con el apoyo escrito de los paramilitares, liquide el Instituto Gaitán. Y ahora los dardos se dirigen contra Salvador Allende. Toda esta perversa, premeditada y calculada campaña tiene como finalidad debilitar la resistencia popular de la América Latina al despojar a sus pueblos de los valores paradigmáticos de su historia libertaria. ¡Lástima grande que la izquierda no haya entendido que se trata de un propósito deliberado y de conjunto que abarca todo el continente! y que no haya asumido adelantar una campaña de denuncia como lo ha hecho contra el TLC. Pero lo que más me alarma es que, por primera vez, veo que ustedes no permitieron que hoy hubiera comentarios al artículo sobre Salvador Allende.

¿Coincidencia? De ninguna manera. Es importante - y lo digo con todo respeto en recuerdo del espíritu liberal que caracterizó a Eduardo Santos - que El Tiempo no le dé la espalda a esa tradición de liberalidad en aras de una coyuntura que ha puesto en la picota pública a dos copropietarios del diario, el vicepresidente Francisco Santos y el Ministro de la Defensa Juan Manuel Santos.

Esas concesiones a los norteamericanos en momentos en que ellos critican las políticas de encubrimiento que imperan en Colombia no servirá para sacar al país de la crisis en que se encuentra. Por el bien de Colombia espero que Francisco y Juan Manuel salgan bien librados de los señalamientos de que han sido objeto en estos días y que este proceso no incida en la posibilidad de que sus lectores podamos comentar los artículos que ustedes publican y que - si leemos el trasfondo del asunto - señalan la participación de la CIA en esas maniobras contra la memoria histórica.

Atentamente, Gloria Gaitán

------------ --------- --------- --------- --------- --------- -

eltiempo.com / tiempoimpreso / edicionimpresa / lecturas

Mayo 17 de 2007

Salvador Allende sería simpatizante de ideas nazistas, asegura el filósofo chileno Víctor Farías

Foto: AFP

Salvador Allende, ex presidente chileno, en 1973.

El mandatario socialista habría hecho alusiones favorables sobre experimentos con homosexuales y la esterilizació n de alienados y alcohólicos, según el último libro del polémico autor.

Nadie con un mínimo de responsabilidad intelectual discutiría los títulos académicos ni la sólida formación filosófica de Farías, quien, tras estudiar filosofía y germanística en la Universidad Católica de Chile, se doctoró en la Universidad de Friburgo en Alemania, la benemérita y famosa institución de la cual fue rector durante el régimen nazi Martín Heidegger.

El filósofo chileno fue su alumno y de Eugen Fink, y profesor e investigador en la Universidad Libre de Berlín. A su regreso a Chile se dedica a la cátedra y a obras polémicas. De hecho, el inicio de su celebridad internacional está marcado por la publicación en Francia hace algunos años de su obra, 'Heidegger y el nazismo', cuya traducción en español lleva varias ediciones.

Allí Farías, el filósofo iconoclasta, destructor de algunos mitos, primeramente examinó con importante documentación y sólida lógica la relación entre el pensamiento de Heidegger, algunos episodios de su vida y las ideas del nazismo. La estatua del gran pensador alemán salió seriamente averiada tras aquel análisis sólidamente documentado.

Allende y el nazismo

Los firmes golpes del filósofo Farías contra la estatua de Allende están consignados en dos libros serios que son hoy bestsellers en Chile, como antes lo fuera en Europa y en países latinoamericanos su libro sobre Heidegger. Ahora es el turno de uno de los mitos construidos por la izquierda europea.

El primer libro de Farías sobre Allende constituye un análisis de las ideas del ex presidente chileno sobre eutanasia, antisemitismo y políticas para mejorar la raza.

Farías descubre en varios textos de Allende, especialmente en la tesis de grado que presentó para optar al título de médico, y en sus programas como ministro de salud del Frente Popular, ideas cercanas al pensamiento nazi y notorias coincidencias con la ideología de sus principales científicos, como Brücher y Betzhold (este elogió las iniciativas de Allende).

Algunas de aquellas ideas aconsejaban la esterilizació n de alienados y alcohólicos y mostraban un cierto antisemitismo. Allende consideraba que los judíos y gitanos eran razas conflictivas y los últimos, proclives a la delincuencia y la vagancia. Según Farías, Allende igualaba a judíos y bohemios con los gitanos y sus inclinaciones.

Un nuevo libro de Farías, intitulado 'Salvador Allende, el fin de un mito', circula en su tercera edición en Chile y en él arremete nuevamente, con su dialéctica filosófica fundada en textos y hechos de Allende, contra quien es considerado un mártir de la democracia chilena y el arquetipo del líder de la libertad, la justicia, la fraternidad y la igualdad.

Entre los cargos que Farías formula a la memoria de Allende está la negativa de este de entregar a la justicia internacional al criminal de guerra nazi Walther Rauff, quien residía tranquilamente en Chile y había sido colaborador de Eichmann en el exterminio de judíos en la Alemania de Hitler.

Pero los golpes de Farías contra Allende son múltiples y graves. Uno tiene que ver con las alusiones favorables de Allende a ciertos experimentos con "material humano" homosexual ejecutados por los especialistas Lipschutz, Steinach y Pézard. Farías aclara que Allende comete el error de atribuir a Lipschutz tales experimentos con material humano, los cuales sólo realizó con ratas. En materia de eugenesia y prevención del delito, de eliminación de los factores hereditarios en las enfermedades, y, por ende, en planes de esterilizació n, Allende, según Farías, aparece cercano a la ideología nazi.

También contra Bachellet

En el prólogo de la tercera edición de este libro, los disparos de Farías alcanzan a la actual Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, médica también como Allende, y quien, según el iconoclasta filósofo, es autora de una circular o resolución, expedida cuando fue ministra de salud de Ricardo Lagos, que "abrió las puertas para la esterilización masiva de enfermos mentales en Chile."

Esto y mucho más encontramos en los polémicos libros de Farías, un filósofo que al igual que los antiguos iconoclastas del Imperio Bizantino se ha propuesto destruir imágenes y estatuas y proponer la revisión de ciertos mitos. Es apenas obvio que la herejía del filósofo Farías ha suscitado la condena y protesta de los marxistas y de los socialistas chilenos.

Por Martín Alonso Pinzón
Desde Santiago de Chile

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal