lunes, mayo 28, 2007

El Papa pidio disculpas a Chávez, y a los indigenas latino-americanos

El jefe de la Iglesia católica mundial, Benedicto XVI, respondió hoy a las críticas formuladas por los gobernantes de Venezuela y Bolivia sobre sus apreciaciones en relación a la colonización de los indígenas americanos

Caracas, 23 de mayo de 2007(VTV).- En su audiencia semanal de los miércoles, el Papa Benedicto XVI, admitió que la colonización y evangelización de América provocó ‘‘sufrimiento’’ e ‘‘injusticias’’ a las poblaciones indígenas, cuyos derechos fueron a menudo violados.

De esta manera aclaró el contenido de su declaración en Aparecida, Brasil, sobre la colonización de América, que había suscitado críticas de comunidades indígenas y de sectores políticos, en particular de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Bolivia, Evo Morales.


El presidente venezolano, concretamente, le había exigido al Pontífice que ofreciera disculpas a los pueblos indígenas, por afirmar que la Iglesia había purificado a los indios. ‘‘Como jefe de Estado le ruego a Su Santidad que se disculpe. No entiendo cómo puede afirmar que la evangelización no fue impuesta, si llegaron aquí con arcabuces y entraron a sangre, plomo y fuego’’, afirmó Chávez.

Como se recordará, en su discurso inaugural de la Conferencia Episcopal Latinoamericana, el 13 de mayo, Benedicto XVI dijo que la llegada del cristianismo al continente latinoamericano no había sido ‘‘una imposición de una cultura extranjera’’, ni había significado ‘‘una alienación de las culturas precolombinas’’.

El Papa aclaró su enfoque sobre la violencia colonizadora, ante decenas de miles de fieles que llegaron a la Plaza San Pedro.

Expresó que en el camino ‘‘glorioso de la fe cristiana’’, que se ha hecho ‘‘historia vivida’’ de América Latina, ‘‘no se puede ignorar la sombra de la obra de evangelización’’. ‘‘No es posible olvidar los sufrimientos y las injusticias de los colonizadores a las poblaciones indígenas’’, afirmó.

El Papa recordó los ‘‘derechos violados de las poblaciones locales, pero sobre esas injusticias, recordó, la Iglesia ha hecho ya una autocrítica y no se debe dejar de lado lo que Dios ha hecho’’ en el continente latinoamericano.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal