lunes, mayo 14, 2007

Subcomandante Marcos: México será una olla de presión que estallará en 2010

Caracas, 13 May. ABN.-El subcomandante Marcos, líder del movimiento indígena Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), aseguró al diario británico The Guardian «que para el año 2010 México se convertirá en una olla de presión» y «estallará» según se desprende de un proyecto de teoría política en el que analiza las fuerzas que desde su visión están conduciendo a México a un levantamiento social.

Asimismo afirmó que el presidente venezolano Hugo Chávez es «desconcertante», mientras se mostró confiado con Evo Morales, jefe de estado de Bolivia, por su vínculo con los indígenas bolivianos.


En la entrevista el líder zapatista no ahondó en argumentos sobre las razones que lo llevaban a tener esa impresión del Jefe de Estado venezolano y dirigió sus palabras a describir y explicar la actual situación que atraviesa la nación azteca.

En entrevista publicada en el rotativo inglés, y rebotada por diarios mexicanos, el también autodenominado Delegado Zero pronosticó que el «poder subconsciente» del año 2010, justo cuando se cumple el segundo centenario del inicio de la guerra de Independencia y el aniversario 100 de la Revolución mexicana, «hará prender la mecha que han dejado lista los esfuerzos estadounidenses por asegurar la frontera bilateral, lo que impide a millones de personas escapar al norte para conseguir trabajo».

Desde su perspectiva, políticos, medios e inclusive algunos intelectuales de izquierda, ignoran la radicalización de la situación.

Recordó que también se sorprendieron cuando hace 13 años -el primero de enero de 1994- la población indígena en Chiapas recurrió a la revuelta armada para hacer valer sus derechos.

Durante la entrevista, Marcos consideró que los zapatistas enfrentarán su última batalla en breve: «Si no ganamos, afrontaremos una derrota definitiva», agregó.

Acerca del recorrido que la otra campaña realiza por diversos puntos del país, el delegado Zero dijo que el propósito de éste es consolidar la diversidad de fuerzas marginales de izquierda que confluyen en ese movimiento que comenzó con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.

Dicha movilización, dijo Marcos al periódico británico, canalizará el descontento en un movimiento civil no armado y organizado, que se basará en el principio del respeto a la diferencia.

«Será tan nuevo, hermoso y terrible que hará que el mundo mire a este país de una forma completamente diferente», añadió.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal