viernes, febrero 09, 2007

Supera decena de homicidios diarios El Salvador

San Salvador, 9 feb (PL) El Salvador, uno de los países más violentos de Latinoamérica hoy, registró un promedio de más de 10 asesinatos por día en enero de 2007.

La cifra, reportada de manera preliminar por la Policía Nacional Civil, equivalió a 322 personas asesinadas en el primer mes del llamado en esta nación Año de la Paz Social.


Funcionarios de esa fuerza admitieron que tales estadísticas pudieran incrementarse al concluir la depuración de los registros de las delegaciones territoriales y el cotejo de datos con la Fiscalía General de la República y el Instituto de Medicina Legal.

Igual que en meses anteriores, las víctimas fueron mayoritariamente hombres y el medio letal más utilizado, las armas de fuego.

En 2006, la tasa de homicidos cerró con 56,2 asesinatos por cada 100 mil habitantes, a pesar de las estrategias gubernamentales antipandillas y del estreno de nuevas unidades de investigación especializada destinadas a controlar este y otros problemas.

Las muertes violentas constituyen uno de los principales problemas de seguridad pública en El Salvador desde 2002, cuando los archivos policiales reflejaron un índice de 31,1 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Tal acumulado triplicó el límite máximo de normalidad establecido por la Organización Mundial de la Salud y fue el preludio de una tendencia al aumento de ese indicador en este país por cinco años consecutivos.

Los peores incrementos ocurrieron entre 2003 y 2005, cuando la tasa de homicidios saltó de 32,7 a 54,5 por cada 100 mil habitantes, lo que llevó a algunos a considerar a la criminalidad como un mal endémico de El Salvador.

Al inicio del 2007, las autoridades salvadoreñas lo bautizaron como Año de Paz Social, porque se pondrán en práctica varias estrategias destinadas a alcanzar un punto de inflexión en el problema delictivo que vive el país.

Mas, analistas y seguidores de estos temas, coincidieron en que lo ocurrido en enero fue un mal presagio, sobre todo en las regiones más populosas como el Area Metropolitana de San Salvador.

En proporción, el departamento más afectado por los homicidios fue Santa Ana, donde murieron 54 personas, 21 de ellas en el penal de Apanteos a raíz de un motín carcelario.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal