lunes, febrero 26, 2007

Piden destitución de autoridades policiales en Guatemala

Redacción Diario Co Latino

Insistentes reclamos por la renuncia del ministro de Gobernación y del director de la Policía Nacional Civil se escuchan hoy en Guatemala, luego de la ejecución de los agentes acusados del asesinato de tres diputados salvadoreños.

Según versiones de los reos, los policías de la división contra el crimen organizado fueron ultimados por un comando armado que entró en la cárcel de El Boquerón, donde se encontraban detenidos. Otras fuentes indican que murieron a manos de pandilleros. «La muerte de los policías apenas cuatro días después de haber sido capturados muestra la responsabilidad y la complicidad de las autoridades», declaró el secretario general del Partido Patriota, Otto Pérez Molina.


Afirmó Pérez Molina que lo mínimo que se debe hacer es la destitución inmediata del ministro de Gobernación, Carlos Vielman; del director de la Policía Nacional Civil (PNC), Erwin Sperisen, y del director del Sistema Penitenciario, Carlos de León Roldán. «No hay gobierno, no hay autoridad, al presidente se le va de las manos la situación del país», declaró Pérez Molina.

Mauricio Aguilar, diputado salvadoreño al Parlamento Centroamericano, denunció que algo se quiere ocultar tras la ejecución de los policías, quienes presuntamente asesinaron a los legisladores y su chofer.

Mientras, Luis Rabbé, precan-didato a la presidencia por el partido Frente Republicano Guatemalteco, calificó de muy lamentable lo que está sucediendo en este país, primero con la masacre de los diputados y después con la ejecución de los presuntos asesinos. «Hay que hacer un cambio total de las autoridades del ministerio de Gobernación porque denota que son incapaces», dijo Rabbé.

Los cuatro detenidos Luis Arturo López, José Korki Estrada, José Adolfo Gutiérrez y Marvin Escobar fueron ultimados antes de un interrogatorio al que los iba a someter el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos.

La activista humanitaria Helen Mack, directora de la Fundación Mirna Mack, expresó que este hecho evidencia que el crimen organizado se ha enquistado en las más altas esferas del gobierno.

Ministro guatemalteco apunta al narcotráfico por crimen de policías

El ministro de Gobernación (Interior) de Guatemala, Carlos Vielmann, reconoció este lunes que el narcotráfico podría estar detrás del asesinato de los cuatro policías acusados de matar a tres diputados salvadoreños y a su chofer la semana pasada.

Para Vielmann, el crimen fue planificado y hay más que «un ataque de mareros (pandilla)», como inicialmente se dejó entrever. «Aquí ha corrido mucho dinero» del narcotráfico, agregó.

El ministro aseguró que un grupo de reclusos tomó como rehenes a los encargados de llaves y el alcalde de la prisión de máxima de seguridad El Boquerón, situado a unos 65 km al este de la capital guatemalteca, ingresó a las celdas donde estaban los policías y los ejecutaron.

No obstante, familiares de reclusos afirman que antes de la ejecución ingresó un vehículo con un comando especial con los rostros cubiertos, cortaron el agua potable y la energía eléctrica. Esta versión no ha sido confirmada oficialmente.

Los policías fueron asesinados la noche del domingo, cuatro días después de su detención en El Boquerón, considerada como una de las prisiones más seguras del país, que alberga a una población carcelaria procedente de las violentas pandillas juveniles.

Reacciones

El jefe de fracción de la Asamblea Legislativa por el partido ARENA, Guillermo Gallegos, aseguró que la muerte de los cuatro policías involucrados en el asesinato de los tres diputados del PARLACEN la semana pasada, en el centro penal “El Boquerón”, demuestra la “deficiencia” del sistema policial guatemalteco. “Esto (la muerte de los policías) demuestra que está pasado algo anormal dentro de la investigación”, señala Gallegos. Asimismo, el parlamentario dijo que “se abre otra vía de investigación en este caso” y que se debe de intensificar.

Gallegos no quiso especular las causas que motivaron la muerte de los policías, debido a que serán las investigaciones de la policía del vecino país y del FBI, que darán la respuesta a este nuevo crimen. “Sin duda, este asesinato a los policías llena de muchas dudas”, manifestó el diputado.

Sigfrido Reyes, diputado del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), y actual diputado en la Asamblea Legislativa, planteó la necesidad de que los crímenes suscitados en el vecino país deberían ser investigados por organismos policiales internacionales.

El legislador salvadoreño reacción con preocupación ante los últimos crímenes suscitados en un penal guatemalteco, y consideró que estos deben ser investigados con “objetividad”. “Estamos frente no ante crímenes sino ante una crisis de la institucionalidad del Estado, no ante crímenes simples. Esto es más que un crimen, es una verdadera crisis de credibilidad… y quienes deben investigar hay organismos especializados como la policía de Francia o Scotland Yard. Para limpiar dudas hay entidades internacionales en países más consolidados que los nuestros”, indicó Reyes.

Igual postura plantea el diputado Héctor Dada Hirezi, de Cambio Democrático (CD), quien dice que con estos últimos hechos “Guatemala tiene un reto no sólo de resolver casos e investigarlos… sino un reto a la gobernabilidad y que el Estado es capaz de asumir su papel”. “Esperamos que investigaciones avancen con la presencia del FBI, y se profundice más”, afirmó Dada Hirezi.

Reyes añadió que con los últimos crímenes del domingo, “la credibilidad de autoridades judiciales y policiales de Guatemala queda reducida… la investigación queda en entre dicho”.

El legislador de izquierda, advierte que “estos hechos se configuran cada vez más como hechos donde tienen participación gente con mucho poder económico y político… estos hechos deben ser investigados por una autoridad policial independiente de vínculos regionales”, propuso Reyes.

Por su parte, la doctora Victoria Marina de Avilés, primera magistrada de la Corte Suprema de Justicia, se pronunció en contra a lo acontecido en Guatemala. “Ha sido un hecho dramático que a todos, nacional e interna-cionalmente, nos ha afectado porque pareciera que estamos retrocediendo y que vamos banalizando la vida con nuestras actitudes”, señaló de Avilés.

El asesinato de estos policías, según la magistrada, es un reto para la administración de justicia de Guatemala que debe investigar los hechos hasta llegar al fondo de las situaciones. “No es buen ejemplo para nadie pensar que cada quien está tomando la justicia por sus propias manos”, añadió la funcionaria.

Pedirán reunión con autoridades guatemaltecas

La policía salvadoreña confirmó esta mañana que fue un grupo fuertemente armado el que mató a los policías sospechosos del asesinato de tres diputados del PARLACEN. Los hombres iban con vestimentas de Seguridad del Penal.

Además, las autoridades salvadoreña añadieron que el lugar donde estaban recluidos los supuestos asesinos de los diputados era considerada una zona de seguridad absoluta para salvaguardar sus vidas.

Las autoridades salvadoreñas han pedido esta mañana una reunión urgente con sus pares de la Fiscalía, Relaciones Exteriores, Policía y Ministerio de Gobernación, para tener mayores detalles de lo acontecido ayer. Asimismo, informó de la captura de otro sospechoso de haber participado en el asesinato de los diputados del PARLACEN.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal