lunes, febrero 26, 2007

Procuradora DDHH advierte peligro de impunidad en asesinato de diputados

San Salvador - La procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador, Beatrice de Carrillo, advirtió hoy que con el asesinato de cuatro policías guatemaltecos puede quedar impune la matanza de tres diputados salvadoreños.

“Yo me temo que este será un crimen que quedará impune”, afirmó de Carrillo.

Señaló que el asesinato de los cuatro policías guatemaltecos “tiene una gravedad espeluznante porque indica definitivamente que hay mandantes de altísimo poder que pueden dominar los sectores policiacos a alto nivel y producir esa ejecución”.


Los policías guatemaltecos Luis Arturo Herrera López, José Korki López Arreaga, José Adolfo Gutiérrez y Marvin Langen Escobar Méndez fueron asesinados ayer en una cárcel de máxima seguridad de Guatemala.

Estos policías estaban acusados de asesinar a los diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano (Parlacen) Willian Pichinte, Eduardo DAubuisson y José Rampon González, así como al policía Gerardo Napoleón Ramírez, quien conducía el vehículo en que se transportaban.

El hecho ocurrió el pasado 19 de febrero en Guatemala y los cuerpos de las víctimas fueron encontrados calcinados.

Según el jefe de la Dirección de Investigaciones Criminológicas de la Policía Nacional Civil de Guatemala, Víctor Soto, los policías “fueron ejecutados a tiros en el interior de la prisión” , por un comando fuertemente armado.

De Carrillo expresó que “es evidente que no bastará con cortar cabezas en los altos mandos de la policía (de Guatemala), pero estas cosas no vienen solamente de ese nivel, ninguna jefatura máxima de la policía se atrevería a mandar un comando a una cárcel de alta seguridad, esto tiene, yo diría, una impunidad mucho más grande”.

Añadió que “hay alguien, algunos con poder tan grande, que pueden permitirse este lujo y también que tienen tanto miedo a la verdad que prefieren la consecuencia de un hecho como este a que se descubra la verdad”.

Las primeras pesquisas de las autoridades guatemaltecas, divulgadas a la prensa, apuntaban a que los policías pertenecían a una banda del crimen organizado que esperaban un botín de droga o dinero y habrían matado por error a los diputados salvadoreños.

“Yo temo que nunca se descubra la verdad. Hay crímenes importantísimos en la historia, inclusive en nuestro país o otros países, magnicidios que han quedado en la impunidad”, insistió de Carrillo.

Remarcó que en el caso de los diputados salvadoreños “no hay mucha facilidad ni voluntad del sistema de superar un tipo de delincuencia de ese nivel”.

La vicepresidenta de El Salvador, Ana Vilma de Escobar, al comentar el asesinato de los policías, declaró hoy que “este es un hecho verdaderamente lamentable y nosotros como país, como Gobierno, nos sentimos sumamente preocupados con estos acontecimientos que han ocurrido”.

Informó de que las autoridades de Seguridad Pública se encuentran reunidas en Casa Presidencial y trabajando con las autoridades de Guatemala porque “es importante esclarecer como han ocurrido estos hechos y llegar al fondo de la cuestión, además es importante que este proceso de investigación no se caiga”.

Indicó que ya se habían logrado avances en la investigación y “además existen todavía tres implicados que no habían sido capturados y este proceso también tiene que continuar para llegar a la captura de estas personas”.

Escobar dijo que a Guatemala le corresponde “hacer que su sistema funcione, precisamente colaborar para esclarecer los hechos, nos sentimos sumamente preocupados que se haya dado esa situación precisamente en el penal de máxima seguridad donde esperábamos que iba a haber una protección para estos asesinos”. ACAN- EFE

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal