viernes, febrero 23, 2007

Arrecife en Playa Los Cóbanos a punto de desaparecer

Redacción Diario Co Latino

Debido a la construcción de un embarcadero de lanchas de un club turístico en la playa Los Cóbanos, en el departamento de Sonsonate, la existencia del único arrecife de coral de El Salvador está a punto de desaparecer, según un estudio realizado por el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMARES) de la Universidad de El Salvador (UES).

El arrecife de Los Cóbanos es el único que existe en el océano Pacífico desde Panamá hasta México. Dicha obra de la naturaleza marítima tardó aproximadamente 150 millones de años en formarse. Este atolón ha sido producido por los corales y las algas rojas coralinas y calcáreas, las cuales forman extensos parches costrosos sobre la superficie de la piedra caliza, dando origen a crestas externas.


Según información proporcionada por ICMARES y Fundación Arrecife (FUNDARRECIFE), el proyecto de construcción del embarcadero lo lleva a cabo la empresa Jordán S.A. de C.V, en la playa «Las Veraneras», el cual realiza un dragado del lecho marino a profundidades de más de un metro, provocando que la flora y fauna marina muera.

El coordinador del programa de investigación del ICMARES, Mauricio Vásquez, indica que el arrecife de Los Cóbanos tiene una extensión de 20 mil 600 hectáreas, y que es fuente de trabajo para la pesca artesanal de la zona.

“El arrecife es de suma importancia para los pescadores artesanales, porque es su fuente de empleo y le proporciona alimentos a los habitantes la zona. Si desaparece, estaría afectando directa e indirectamente alrededor de unas 8 mil personas”, sostiene el investigador.

Los impactos en el ecosistema marino, según Vásquez, son tres: Primero, que con el dragado del coral se crean sedimentos, provocando la contaminación del agua; segundo, destrucción de los refugios naturales de la fauna; y tercero, muerte directa de las especies marítimas.

Para el director del ICMARES, Francisco Portillo, la construcción del embarcadero “va contra la sostenibilidad del medio ambiente salvadoreño”.

Un comunicado de prensa proporcionado por el instituto, afirma que el proyecto del embarcadero comprende la construcción de dos muelles fijos (rompeolas) de 205. 44 y 241. 39 metros, respectivamente. Además, de dos muelles flotantes de 50 y 81 metros, respectivamente.

Por su parte, la rectora de la UES, María Isabel Rodríguez, manifestó que el arrecife coralino de Los Cóbanos “es una riqueza invaluable” y que, a través del ICMARES, se presentará un documento ante el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARN) para que se declare zona natural protegida. “Esta es una zona (el arrecife) única en el pacífico continental, por eso lo haremos”, asegura la rectora del Alma Mater.

En febrero de 2006 se dio a conocer la construcción de ese proyecto. Un mes después, la UES manifestó su oposición a tal construcción.

A finales de diciembre pasado, el MARN autorizó la construcción del embarcadero, justo antes que el exministro Hugo Barrera dejara su cargo. Sin embargo, la construcción se ha paralizado por el momento, ya que la alcaldía de Acajutla no le ha otorgado el permiso municipal para hacerlo.

Posición FUNDARRECIFE

Ante este proyecto turístico FUNDARRECIFE propone que tanto la Fiscalía General de la República como la policía medio ambiental, tomen el caso de oficio y hagan valer la ley; que se empiece a trabajar en una visión turística y ecológica que ayudaría más a presentar nuestro país como un destino turístico verdadero; que las empresas que han dañado el arrecife mitiguen la destrucción que han causado, entre otras.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal