miércoles, febrero 07, 2007

Washington promete a Centroamérica aumentar represión en fronteras

San Salvador (PL) La segunda jornada de debates sobre el tema de las pandillas en Centroamérica comenzó hoy en El Salvador con la promesa de Washington de intensificar las medidas represivas en sus fronteras y evitar el éxodo de delincuentes.

En la reunión entre el presidente salvadoreño, Antonio Saca, fiscales generales centroamericanos y el secretario de Justicia de Estados Unidos, Alberto Gonzáles, se acordó endurecer el sistema de chequeo migratorio y aumentar el número de agentes de seguridad.


"Trabajaremos de manera conjunta con los gobiernos de Centroamérica en el combate a las maras, grupos delictivos cuyo azote es sufrido en Estados Unidos y el resto de la zona", aseveró el representante de la Casa Blanca.

Sin embargo, una investigación universitaria titulada "Maras y Pandillas en Centroamérica", cuestionó en el 2006 las políticas represivas de "súper mano dura" contra las cuadrillas en Guatemala, El Salvador y Honduras, las cuales no conducen a rehabilitar personas.

Señaló que tampoco detiene el flagelo al no enfocarse en el punto clave de su causa: la pobreza que afecta a más del 70 por ciento de los centroamericanos, la ausencia de fuentes de trabajo y el bajo por ciento de menores de edad alfabetizados a nivel regional.

Gonzáles aseguró en conferencia de prensa entender el desafío enfrentado por la administración salvadoreña al tratar de desterrar la criminalidad, pues en territorio norteamericano existen fuerzas de inteligencia encaminadas a conseguir similar objetivo.

Manifestó que la lucha por erradicar la delincuencia se enfocará en las bandas transnacionales y el tránsito de indocumentados por las diversas rutas ilegales.

"Es una propuesta integral de cooperación en cuanto a información, capacitación y prevención. Por tanto la Policía Nacional Civil (PNC) y la Oficina Federal de Investigaciones estadounidense (FBI) impulsarán el desarrollo de una unidad especializada", destacó.

Washington ha creado un sistema electrónico que ayudará a obtener con rapidez los datos de las personas con antecedentes penales, expulsadas de Estados Unidos, afirmó.

Explicó que el Departamento de Estado norteamericano proveerá un equipo de identificación de huellas dactilares a El Salvador, Honduras, Guatemala y Belice para identificar a prófugos de autoridades fronterizas.

"Reforzaremos el desempeño de la PNC con el mejoramiento de los procedimientos de arresto, coordinación internacional de tareas, entrenamiento y prevención", amplió Gonzales.

Los miembros de las fuerzas especiales recibirán adiestramiento del FBI y tendrán la meta de perseguir a miembros de las maras, añadió.

Las llamadas "maras", formadas mayormente por jóvenes identificados por tatuajes en el cuerpo, se formaron como bandas de hispanos en la ciudad estadounidense de Los Angeles.

Poco a poco fueron propagándose y ahora pululan en América Central y diversos territorios de la geografía norteamericana.

Jefes policiales de El Salvador, Honduras, Guatemala y Belice convergerán el próximo martes en Los Angeles para coordinar el combate al mal social.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal