domingo, febrero 04, 2007

EL SALVADOR: PATRIMONIO ECONÓMICO Y MORAL ROBADOS

Tirso Canales

Desde que la derecha oligárquica dueña del partido ARENA existe se ha considerado ella misma que es la nación salvadoreña. Por ello se apropió del patrimonio de todo el pueblo (energía eléctrica, teléfonos, etc.) que de acuerdo a la Constitución de la República sigue siendo propiedad de la nación. Los millonarios areneros cuando hablan de El Salvador dicen “nosotros la nación”.

Hay quienes van más lejos homologando su riqueza particular con la nación, el Estado y sus órganos de poder. Para ellos todo es lo mismo. Hablan de su corte suprema de justicia, de su asamblea legislativa, de su fiscalía, de su presupuesto, de sus préstamos (que paga el pueblo), etc. Por ello es que están seguros de que aquí en este desdichado país el gobierno siempre se llamará ARENA y ningún otro partido podrá serlo. Saca es presidente de ARENA y de la República; comandante general del ejército salvadoreño en la guerra de ocupación en Irak, etc.



Se recuerdan cuando el Barbero del cuento de Gabriel García Márquez, después de rasurar al Alcalde le preguntó, “a quién se le cobra, a usted o a la alcaldía?” El arenero le contestó con otra pregunta: “¿y qué no es lo mismo pues?”.

Cualquier salvadoreño conocedor de la historia local podría decirme; “esto no es nada”: los tatas de los oligarcas que hoy son banqueros y dueños de moles por todos lados, compraban y vendían haciendas y fincas “a puerta cerrada”: con X cantidad de cabezas de ganado, X cantidad de colonos adentro (siervos de la tierra) o sea mano de obra disponible las 24 horas y además compradores cautivos en las tiendas de raya donde pagaban con fichas o la moneda personal del patrono. ¿Recuerdan que esto era elogiado por “el maestro” Alberto Masferrer? Por algo los ideólogos de la derecha le dieron el “título” de “maestro”. Por cierto que aquel servilismo masferreriano a Roque Dalton no le cayó en gracia para nada, y le llamó “Viejoemierda”. Pregúntese usted, si el Compañero Poeta viviera hoy cómo llamaría a Saca?

Traigo a cuento las cuestiones anteriores para que ustedes mismos saquen sus propias conclusiones acerca de los incalificables abusos del poder público que comete ARENA todos los días a la vista de los “bien portaditos ciudadanos y ciudadanas” que hasta baba botan de “puros tontos”.

¿No hay políticos, economistas, diputados, periodistas, ingenieros, etc., de todos esos “universitarios” que se gradúan cada mes en enormes tandonas que denuncien tanta arbitrariedad? ¿Será que no saben escribir ni hablar y que son sordos y ciegos? ¡Algo deben ser, por lo menos sinvergüenzas!

Una cosa sí es cierta: los derechistas areneros le han robado al pueblo no sólo el patrimonio, sino que también la moral. Antes se decía “le han ganado la moral”, pero hoy en los tiempos del ladronismo de ARENA, no se gana sino que se roba.

No quiero concluir esta columna sin llamar la atención de la “Pléyade de valientes escritores y periodistas que hay en El Salvador”, luchando contra la dictadura del partido de los escuadrones de la muerte, el asesino de millares de campesinos, obreros, intelectuales y de prometedores poetas y escritores. ¿Qué creen ustedes que en este entorno de ladronismo arenero, violencia, barbarie, desvergüenza, etc, hay intelectuales que luchan con su obra por reivindicar los derechos del pueblo y las mejores tradiciones de la literatura salvadoreña combativa de carácter democrático, nacional-popular?

¿Por qué será que la mayoría de la obra que se escribe es poco sustantiva? ¿será que no hay futuro para las letras en El Salvador? ¿Tan incierta es la situación? ¡Si eso es así, ARENA y sus presidentes pueden sentirse satisfechos: el país va seguro hacia una nueva edad de piedra!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal