lunes, febrero 05, 2007

Emplazada justicia salvadoreña por fuga de ex diputado corrupto

San Salvador, 5 feb (PL) El Salvador vive una verdadera crisis de institucionalidad, demostrada en el doblez de los órganos judiciales y en la impunidad reinante, denunció hoy el Centro Nacional de Estudios Jurídicos (CEJ).

La acusación estuvo motivada por la huida del ex diputado Roberto Carlos Silva Pereira, procesado por los delitos de cohecho y lavado de dinero.


Todo resulta inútil y frustrante, lamentó una nota del CEJ, tras señalar que lo único claro es la desidia de los encargados de la seguridad pública en el país y la complicidad del sistema judicial con los poderosos.

La declaración, que publica el matutivo La Prensa Gráfica, subrayó que "hoy más que nunca se profundice la desconfianza de la sociedad en las instituciones, ante la prevaleciente protección e impunidad para los corruptos".

A Silva Pereira, ex miembro del conservador Partido de Conciliación Nacional, se le acusa de lavar más de 10 millones de dólares y sobornar a varios alcaldes.

A propósito de su fuga, la organización de juristas conminó a las autoridades a aclarar definitivamente lo ocurrido.

Tal suceso tiene implicaciones económicas, sociales y políticas, al poner en entredicho la competitividad del país en el concierto de las naciones del área, subrayaron los denunciantes.

Por su parte, el opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) exigió al Congreso salvadoreño investigar la posible negligencia de tres funcionarios, quienes habrían ayudado a escapar al desaforado diputado, tras conocerse la orden de captura.

Estamos frente a una crisis institucional de graves proporciones, aseveró el diario salvadoreño Colatino.

El Arzobispado de San Salvador, las asociaciones empresariales y la ciudadanía en general opinan que el manejo del caso Silva ha sido una burla, remarcó la publicación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal