viernes, agosto 25, 2006

Denuncian presencia de grupos de exterminio en El Salvador

San Salvador, 23 ago (PL) La Fiscalía General de la República en el departamento salvadoreño de San Miguel, 138 kilómetros al este de lata capital, denunció hoy la probable existencia de grupos de exterminio.

Según la Fiscalía, el lunes último, fue hallada una nota a unos 15 metros del cadáver de un pandillero, la cual advertía que si su banda continuaban extorsionando y asesinando tendría que vérselas con el "Comando Central XGN".


El mensaje pudiera ser un llamado de atención o amenaza para los pandilleros que operan en la ciudad de San Miguel, alertó.

De acuerdo con autoridades de la entidad, este es el primer caso en el cual dejan notas cerca de la víctima de un homicidio.

Asimismo, revelaron que durante las últimas dos semanas han aparecido panfletos de forma dispersa en diversos lugares de ese territorio firmados por otro grupo autodenominado Sombra Negra.

Explicaron que en los volantes amenazan con eliminar a pandilleros, policías, fiscales y jueces corruptos.

Tambien, la representante de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Beatrice de Carrillo, denuncia desde hace meses la existencia de grupos de exterminio contra miembros de pandillas, integrados por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

De acuerdo con investigaciones, muchos asesinatos reflejan el mismo patrón de ejecuciones extrajudiciales arbitrarias realizadas contra personas de un mismo sector, ha advertido la funcionaria.

Con frecuencia policías y jefes de alto nivel han sido capturados como secuestradores o extorsionistas, declaró recientemente Salvador Sánchez Cerén, líder del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, la fracción opositora en el Congreso.

También como miembros de bandas de robacarros, como asaltantes, o por estar vinculados con grupos de exterminio o escuadrones de la muerte, añadió.

Esos grupos se generalizaron durante los años de la guerra, gracias a que fueron creados, apoyados o tolerados por las autoridades civiles y militares.

Una de las principales características de ese instrumento de terror fue su estrecha relación con las élites en el poder y con los cuerpos represivos del Estado.

Según estadísticas oficiales, El Salvador es el país más violento de América Latina, con una tasa de 55 homicidios por cada 100 mil habitantes, más del doble de la media en Latinoamérica.

Estas muertes superan a las ocurridas diariamente durante la guerra civil y urge convocar a un diálogo nacional para alcanzar el consenso y frenar la violencia, alertó Sánchez Cerén.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal