sábado, abril 28, 2007

Sistema privado de pensiones, una estafa legalizada

Radio Maya Visión
www.radioguanaca.net

San Salvador, 27 abril (RMV). La privatización de las pensiones fue impulsada bajo la promesa de que dicho programa basado en el ahorro o capitalización individual estimularía las inversiones, el crecimiento económico, generaría mayor rentabilidad y otorgaría pensiones más sustantivas que las que podía ofrecer el sistema de reparto que aplicaba el INPEP y el Seguro Social. El modelo privado fue impuesto en Chile hace 25 años por Pinochet y trasladado por el Banco Mundial con algunos cambios, a la mayor parte de países latinoamericanos.

En Chile los primeros fracaso se empezaron a ver hace una década al registrase perdidas millonarias en las administradores de fondos las cueles fueron compensadas con el aumento del tiempo para la jubilación, el aumento de las cotizaciones y con la reducción del monto mensual de las pensiones otorgadas. Hay que recordar que en nuestro país la entrada triunfal del presidente Saca fue precisamente la de aumentar la edad de jubilación a 60 años para los hombres y establecer para todos el servicio obligatorio de 30 años, lo cual anticipaba un ajuste para enfrentar los problemas de liquidez que el modelo privado acumula con el tiempo los cuales a ser parte de su estructura demandan nuevos ajustes por lo que ahora las AFPs requieren de que se aumente de 55 a 60 años el retiro de las mujeres.

Hemos de destacar que una diferencia sustancial entre el sistema estatal y el privado es que la pensión en el estatal es vitalicia hasta que muere la persona jubilada, mientras que en el sistema privado impuesto en Chile por el dictador Pinochet y en El Salvador impuesto por ARENA la pensión solo es por el tiempo que la AFP determine y su monto puede ir disminuyendo y hasta puede ser eliminado en caso de que la AFP se declare en quiebra, riesgo que nunca se tuvo ni tiene en el sistema estatal de pensiones.

La realidad nos indica que la privatización de las pensiones en El Salvador no reporta los maravillos beneficios que ofrecieron sus promotores por cuanto no supera las prestaciones que tenia el INPEP y el Seguro Social y de ribete los accionistas de las AFPs que tambien son miembros de ARENA le cobran a los trabajadores comisiones ocultas y visibles por administrarles su dinero, el que utilizan para enriquecerse sin ningún riesgo por cuanto en caso de quiebra el único que pierde de verdad es el cotizante a quien se le ha impuesto un supuesto ahorro que no le garantiza una retiro digno, por lo que podemos concluir que el sistema privado de pensiones no es más que una estafa legalizada.

Radio Maya Visión, Comunicación Total.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal