martes, abril 24, 2007

El miedo como estrategia, puede ser derrotado

Licda. Norma Guevara de Ramirios

La sociedad salvadoreña tiene a penas 176 años de vida independiente, ha sido una sociedad luchadora, trabajadora, creativa en su búsqueda de progreso; pero constantemente el miedo de sus opresores se ha transformado en grosería y sufrimiento que se vuelca contra el pueblo, y esto es lo que empezó a derrotarse a partir de los Acuerdos de Paz.

Pasó cuando Anastasio Aquino pretendía desde los pueblos indígenas alcanzar una real independencia de las mayorías, que ellas hicieran gobierno en vez de ser manipulada por un puñado de criollos, el desenlace fue matarle y calumniarle desfigurando los objetivos de su lucha; ocurrió con los indígenas y campesinos un siglo después que pretendían recuperar las tierras ejidales que les habían arrebatado, se les asesinó en masa y se les calumnió; esta es la lógica que empezó a romperse cuando a fuerza de lucha ganamos el derecho a organizarnos políticamente cuando se reformó nuestra Constitución como producto de los Acuerdos entre el FMLN y el gobierno.


Desinformar sobre los propósitos de las luchas de los movimientos populares, es un mecanismo utilizado por los sectores con más capacidad política y económica a lo largo de la historia universal, pero también es parte de la historia universal la capacidad de los pueblos de vencer esas estrategias. Nuestro país tiene una derecha arcaica, grotesca y tramposa como lo demostró en la campaña presidencial recién pasada. Bastantes personas han reconocido que de la propaganda de la derecha contra Schafik y el FMLN, creyó que podría ser cierto que las remesas dejaran de llegar al país, que se quemaran las Biblias, que se hicieran peines con los huesos de viejitos… en fin, cosas que parecen ridículas a los ojos y la mente de una persona mínimamente formada para la vida democrática.

A eso le llaman sico-terror, o terror sicológico, y a estos señalamientos el Presidente de Arena y Presidente del país ha respondido reconociendo que lo hicieron y prácticamente ha afirmando que lo seguirán haciendo.

¿Por qué será que lo quieren seguir haciendo? Dice Saca que porque hay que tenerle miedo a los comunistas! Ciertamente un cambio democratizador ha de dar miedo a quienes están acostumbrados a aprovecharse del gobierno para favorecer a pequeños grupos; pues un ejercicio democrático de gobierno implica servir a las mayorías, preocuparse por los más necesitados, ayudar con políticas concretas a desarrollar las capacidades de la población hacer realidad el postulado de que el gobierno debe ser del pueblo, por el pueblo y para el pueblo; pero aquí la derecha se ha preocupado de que el beneficio de gobernar sea de minorías y para minorías allegadas a la argolla dominante; por eso les da miedo un cambio, por eso temen perder los privilegios y por eso sus estrategias buscan siempre contagiar su propio miedo en otros sectores.

¿Por qué vamos a asumir el miedo de los que al verse descubiertos de tanta sinvergüenzada quieren impedir que las cosas cambien ? Dice el refrán que tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe y en verdad ya tantas veces bastante gente creyó las mentiras inventadas desde la derecha para impedir los cambios justos, que ha llegado la hora en que quienes tengamos claridad de las mentiras de la derecha debemos ayudar a lograr claridad y a asumir valores democráticos, porque desde la democracia, más que miedo da asco y vergüenza que en nuestra sociedad campee la corrupción, el robo, la mentira, la destrucción irracional del medio ambiente, la inseguridad, la falta de medicinas en los hospitales, la prepotencia política, la desigualdad y la impunidad.

Algo que ganamos con las luchas populares el siglo pasado fue perderle el miedo a la dictadura militar y ganar más adeptos a una sociedad democrática y eso poco que ganamos está en riesgo si el continuismo del cáncer arenero se perpetúa, debemos aprender que hasta cierto punto, es natural la crispación de una derecha que jamás en su vida perdió el control gubernamental, pero que su miedo sea endosado a todos eso debe evitarse.

El día se acerca en que la esperanza y el valor de cambiar sean mayores al terror; el día vendrá en que ellos también aprendan a convivir sin tener que aplastar, el miedo puede y debe ser derrotado para que seamos realmente libres.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal