jueves, abril 12, 2007

Plagios dirigidos en cárceles salvadoreñas denotan crisis de sistema

San Salvador, 11 abr (PL) Los secuestros planificados por reos desde cárceles y el decomiso de celulares en recintos demuestran la crisis del sistema penitenciario salvadoreño, aseguró hoy el coordinador de la Comisión de Derechos Humanos (CDHES), Miguel Montenegro.

"El escenario que tenemos en las prisiones del país es complicado y refleja la dificultad afrontada por un régimen obsoleto, desfavorable para la readaptación social", expresó el activista.


Durante el año 2006 se confiscaron más de 340 celulares, según las autoridades usados por internos para dirigir extorsiones desde las propias penitenciarias, donde hay 15 mil 281 presos pese a que su capacidad es de siete mil presos.

Alberto Uribe, portavoz de la Dirección de Centros Penales, señaló que en una revisión en el penal capitalino San Francisco Gotera, se hallaron 24 teléfonos móviles, dos granadas, 19 machetes y una pistola calibre 45 con sus cargadores.

Los aparatos fueron detectados al someter a rayos X a presos sospechosos de haberse tragado los receptores, explicó.

Gilbert Cáceres, director de Centros Penales, aseguró en rueda de prensa la detención de cuatro mujeres que intentaron introducir en varias prisiones celulares, chips y droga entre sus genitales.

Otros 12 móviles, cinco chips, cuatro cargadores de celulares y 41 porciones de marihuana se decomisaron en requisas sorpresivas en varias penitenciarias, agregó.

Informó además que un custodio fue apresado por entrar cinco celulares a la prisión de Ciudad Barrios, en la región este del país.

Ese es al menos el cuarto agente registrado en una lista de 90 detenidos, los cuales en los primer trimestre del 2007 procuraron ingresar equipos portátiles y drogas en recintos del país.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal