miércoles, abril 18, 2007

Centroamérica al borde de estallidos sociales, afirman en Guatemala

Guatemala, 18 abr (PL) La escalada de violencia e impunidad y las desigualdades ponen a Centroamérica al borde de conflictos sociales como en la década de los 80, señala un informe sobre los derechos humanos presentado hoy en Guatemala.

El documento, dado a conocer en la sede del Grupo de Apoyo Mutuo por el director de esa institución, Mario Polanco, analiza la situación en cada uno de los países del istmo.


Hay un acusado deterioro de las condiciones de vida en los sectores más vulnerables, como niños, mujeres y personas de la tercera edad, aseguró Polanco a Prensa Latina.

Uno de los fenómenos más preocupantes -dijo- es la percepción de inseguridad por los crecientes índices de violencia y criminalidad, cuyos responsables han llegado, inclusive, a incrustarse en las estructuras de los Estados.

Según Polanco la falta de oportunidades para los jóvenes y niños, la ausencia de programas gubernamentales dirigidos a estos sectores y la persistencia de la violencia intrafamiliar inciden en el aumento de pandillas juveniles, las denominadas maras.

Estas afectan prácticamente a toda la región, pero sobre todo a Honduras, Guatemala y El Salvador, cuyos gobiernos han sido incapaces de ponerles freno y eliminar las causas que las generan, afirmó.

De acuerdo con el documento, la firma de los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos es también una fuente de violaciones a los derechos humanos de los pueblos centroamericanos.

A un año de vigencia de estos acuerdos hay un deterioro del comercio agropecuario y se ha afectado la soberanía alimentaria por la invasión de productos estadounidenses.

La promesa de generar desarrollo y aumentar la capacidad de empleo aún está sin cumplirse y, por el contrario, la inversión sigue estancada, los índices de desocupación se mantienen inalterables y los precios aumentaron sensiblemente.

El texto presentado por Polanco advierte que esta situación fue alertada en su momento por diferentes organizaciones sociales y sindicales, sin que haya sido tomada en cuenta por los gobiernos.

Sólo el tratamiento integral de todos estos problemas y la manifiesta voluntad política de los Estados, con una efectiva participación ciudadana, permitirán cambiar el rumbo actual de Centroamérica, concluye el documento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal