miércoles, abril 25, 2007

Revisan expertos medidas aplicadas en Centroamérica contra pandillas

San Salvador, 25 abr (PL) Expertos internacionales revisan hoy aquí las estrategias aplicadas en Centroamérica, México y Estados Unidos para combatir las pandillas o maras.

La III Convención Internacional Antipandillas, que terminará mañana, prevé perfeccionar las tácticas encaminadas a impedir el accionar de las bandas delictivas, expresó el director de la policía salvadoreña, Rodrigo Avila.


Destacó que el encuentro forma parte de los compromisos contraidos en la pasada Cumbre del Plan Puebla Panamá, en Campeche, México, el 10 de abril pasado.

"Las luchas entre maras y la represión contra ese tipo de grupos y sus consecuencias, han hecho de El Salvador, Honduras y Guatemala una de las zonas más peligrosas del mundo", especificó.

Aseveró que en las jornadas de trabajo se revisarán las futuras maniobras de contención de extorsiones, secuestros y delitos cometidos por las agrupaciones.

Avila constató la instauración del Centro Regional Antipandillas, iniciativa impulsada por el cuerpo policial salvadoreño y el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos.

Con esa medida se busca mayor operatividad contra la delincuencia e incorporar la detección de huellas dactilares para impedir que los criminales se refugien en diferentes países con cambios de identidad.

Podremos intercambiar información y experiencias sobre las bandas ligadas a redes del crimen organizado y el narcotráfico, añadió.

Enfocaremos el resto de las sesiones de trabajo a temas relativos la utilización de mecanismos tecnológicos en la investigación, uso de técnicas de inteligencia y nuevas tendencias criminales.

Cifras oficiales indican que en Centroamérica las pandillas tienen entre 50 mil y 250 mil miembros, en su mayoría jóvenes de los barrios más pobres de la región.

Muchos de ellos, deportados de ciudades estadounidenses, se han integrado a las conocidas Mara Salvatrucha y Mara 18, las cuales operan principalmente en El Salvador, Honduras, Guatemala y en algunos territorios mexicanos.

Los distintos gobiernos del área atribuyen a dichos grupos la mayor parte de los crímenes perpetrados en sus naciones.

Para combatirlos se han implementado planes como el Mano Dura, Súper Mano Dura, en El Salvador, o la Operación Trueno, en Honduras.

Defensores de los derechos humanos certificaron que ninguno de esos proyectos ha resuelto el problema y lejos de disminuir los hechos delictivos, generan más violencia.

Sergio Pinheiro, relator de Derechos Humanos de Naciones Unidas, propuso una serie de recomendaciones, entre ellas, dejar sin efecto la ley Antipandillas y el Súper Mano Dura ejecutados aquí.

Tanto en Honduras como en Guatemala y El Salvador, esos programas de persecución violan los derechos del ser humano al mantener un trato inadecuado y discriminatorio para la juventud, concluyó.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal