jueves, marzo 01, 2007

COMUNICADO AL PUEBLO SALVADOREÑO Y A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

De: Diputada Blanca Flor Bonilla.

Este día jueves uno de marzo 2007, en la Plenaria Ordinaria No. 43 de la Asamblea Legislativa de la República de El Salvador, se aprobó un dictamen favorable con 48 votos de ARENA, el PCN y el PDC, sobre la solicitud de ratificación del “canje de notas” No. 100 de la Embajada de los Estados Unidos de América con sede en El Salvador, bajo el código DGAJDH/DNT/CB/No. 0227, del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de El Salvador, donde acusa recibo el 15 de febrero de 2007.

Este dictamen se aprobó con dispensa de trámite, o sea de pieza de correspondencia pasó a ser dictamen, sin discutirse en la Comisión de Relaciones Exteriores. Por la aritmética de los votos, no se tuvo la oportunidad de hacer las consultas necesarias y estudiar la pieza, tomando en cuenta los procedimientos y los aspectos jurídicos necesarios para dictaminar.


En este “canje de notas” solicitan que el Estado de El Salvador conceda privilegios, exenciones e inmunidades diplomáticas, conforme a la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas del 18 de abril de 1961, a:

1. Personal militar y civil de los Estados Unidos “(por definición, los integrantes del Departamento de Defensa de los Estados Unidos)”.


2. A los contratistas de los Estados Unidos “(por definición las compañías y empresas no salvadoreñas, junto con los empleados de éstas que no sean nacionales de El Salvador, bajo el contrato con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos)”.

A todo este personal, que no son diplomáticos, que se “encuentren temporalmente en El Salvador por motivo de visitas de embarcaciones, capacitación, ejercicios, labores humanitarias y otras actividades en que se convenga mutuamente”, están pidiendo inmunidad diplomática, otras concesiones y privilegios. Entre algunas concesiones y privilegios se encuentran: la portación de armas, uso de uniforme militar, exención de impuesto de todo tipo, uso del espectro radioeléctrico sin cobro por el mismo, en caso de cometer delitos se someterán sólo a las leyes de los Estados Unidos y el Gobierno de El Salvador renuncia al derecho de visitas, inspecciones, revisiones, reclamación por daños, incluyendo la muerte de personas.

Este “canje de notas”, que no está firmado por nadie, solamente tiene la rúbrica del Viceministro de Relaciones Exteriores Eduardo Cálix, en el párrafo tres de la página 4, aceptan ambos gobiernos que se constituye en …“un acuerdo entre los dos Gobiernos”… Este canje de notas, no es más que un disfraz de un Convenio o Acuerdo que amerita mayor estudio en comisión y con las consultas que se requieran.

Esta es una muestra más que los diputados y diputadas de los partidos de derecha, han violado la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, la Constitución de la República de El Salvador, con este dictamen que se convierte en ley, violenta otras leyes nacionales, el Reglamento Interior de la Asamblea Legislativa y viola la soberanía de nuestro país.

En este sentido, denuncio esta acción y me comprometo como diputada miembra de la Comisión de Relaciones Exteriores, que debe velar por los derechos de las y los salvadoreños, a estudiar con detenimiento y mayor profundidad este dictamen y el “acuerdo entre los dos Gobiernos”, para tomar las iniciativas necesarias en el marco de la ley.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal