martes, marzo 06, 2007

TLC, un árbol que no da fruto

Radio Maya Visión
www.radioguanaca.net

A un año de la firma y puesta en ejecución del TLC de El Salvador con los Estados Unidos las maravillas que sus defensores anunciaron y enarbolaron como justificación para su aprobación no son visibles para el país ni para la población que no encuentra en su tierra el mundo de miel y leche que le prometieron y es obligada a emigrar al mismo Estados Unidos bajo condiciones de alto riesgo.

Los areneros prometieron miles de empleos, cientos de empresas que vendrían a invertir y el desarrollo de empresas nacionales que exportarían cientos de productos hacia Estados Unidos, sin embargo la realidad es otra, por cuanto lo que se ha observado es el cierre de maquilas y de empresas medianas y pequeñas y una mayor importación de productos agrícolas que sustituyeron la producción nacional.


Signos de que el TLC no da los frutos esperados es que miles de salvadoreños continúan emigrado hacia Estados Unidos y financieramente el gobierno sigue dependiendo de prestamos internacionales hasta el punto de caer en la desesperación de montar una campaña de chantaje político en contra del FMLN y de mendingar apoyo al presidente Bush, quien aparentemente se ha compadecido y entregara al cuarto gobierno de ARENA fondos para la seguridad publica.

A un año del TLC el movimiento popular representado en diversas organizaciones de trabajadores, estudiantes jóvenes, maestros, empleados públicos y campesinos marcho el 1 de marzo hacia la Corte Suprema de Justicia e interpuso un recurso de inconstitucionalidad del mencionado tratado por cuanto actividades comerciales informales de la que dependen miles de personas pobres son criminalizadas por el TLC, aspecto que debe ser tomado por los señores magistrados quienes no deben olvidar que árbol que da frutos que los da venenosos debe ser cortado de tajo.

Radio Maya Visión, Comunicación Total

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal