sábado, marzo 17, 2007

Había una estrategia del gobierno para no aprobar los préstamos

Leonel Herrera
Redacción Diario Co Latino


Quienes más ganaron con la no ratificación de los préstamos, son los que implementaron desde el gobierno la estrategia para que éstos no fueran avalados, consideró el coordinador parlamentario de Cambio Democrático (CD), Héctor Dada Hirezi.

El también secretario general de CD confirmó, en la sesión plenaria de ayer, lo que sospechó desde el inicio del debate por los empréstitos internacionales: la intención del Ejecutivo de que no fueran aprobados, y sólo utilizarlos para hacer propaganda.


“La actitud del gobierno nos hizo creer que, en el fondo, no quería tener los créditos… y ahora, en el acto final de esta comedia, lo estamos confirmando”, señaló el legislador del partido de centroizquierda, con un tono que evidenciaba su indignación.

Dada Hirezi recordó que cuando se discutió el presupuesto de este año, el Ejecutivo insistió en que no necesitaría préstamos. “El ministro de Hacienda lo repitió y el entonces ministro de Gobernación, René Figueroa, aseguró que podía estirar los dólares”, manifestó.

“Después trajeron los préstamos, pero no establecieron un método de diálogo y búsqueda de acuerdos. Presionaron por la aprobación, pero bloquearon cualquier posibilidad de discusión seria, lo cual demuestra que en esta comedia había que oponerse a los créditos”, planteó.

El parlamentario de CD criticó a ARENA por someter a votación los créditos, sin lograr antes los entendimientos necesarios. “Traer los dictámenes al pleno, sin tener los 56 votos, es muy poco responsable. Pero es lo que establecía el guión de la comedia”, señaló.

La confirmación de lo planteado por Dada Hirezi, llegó cuando ARENA rechazó la propuesta de Francisco Merino, del PCN, quien planteó que los dictámenes regresaran a la Comisión de Hacienda y que, en las próximas semanas, ARENA y el FMLN buscaran entendimientos.

El partido gobernante optó por someterlos a votación para que finalmente fueran al archivo, de donde no podrán sacarse en los próximos seis meses, tiempo en el que los plazos de ratificación de los empréstitos ya se habrán terminado.

La fracción legislativa del partido de centroizquierda, finalmente se abstuvo en la votación. “Los préstamos no son buenos ni malos en sí mismos, lo son dentro de una política de endeudamiento”, argumentó el exfuncionario de la CEPAL y de FLACSO.

ARENA y FMLN reiteraron sus argumentos

El enfrentamiento entre los partidos mayoritarios por los préstamos culminó con la reiteración de sus argumentos. El primero alegó que los préstamos son para financiar programas sociales y, el segundo, que serán para la corrupción del Ejecutivo.

El diputado de ARENA, Julio Gamero, destacó que la reconstrucción del país después del conflicto armado se realizó con préstamos, y los programas de desarrollo durante los sucesivos gobiernos areneros han tenido la misma fuente de financiamiento.

A esto, Salvador Sánchez Cerén respondió que, a pesar de los 103 préstamos internacionales apoyados por el Frente desde mitad de la década de los noventa, el país sigue siendo, junto a Guatemala, uno de los más desiguales de la región latinoamericana.

“¿Dónde está el resultado de esa inversión, si la mayoría de la población sigue viviendo en la pobreza?”, cuestionó el coordinador parlamentario del FMLN, para quien la no ratificación de los préstamos confirma la incapacidad de ARENA para buscar consensos.

Gerson Martínez y otros diputados del partido de izquierda insistieron en la mala administración de dieciséis préstamos anteriores, la evasión de impuestos y la falta de una política de endeudamiento, como sus principales motivos para no avalar los empréstitos.

Para el diputado disidente del PDC, Juan Pablo Durán, préstamos como los de caminos rurales y programas educativos debían aprobarse; pero no, el de “Red Solidaria”, debido al uso propagandístico que el presidente Elías Saca hace de esos fondos.

El diputado del PCN, Francisco Merino, criticó a los grupos parlamentarios de ARENA y FMLN por su “incapacidad” de buscar acuerdos, y los acusó de poner sus agendas partidarias sobre los intereses nacionales, instándolos a construir acuerdos.

El diputado de derecha consideró que los préstamos debían aprobarse, aunque señaló el “abuso electorero” de “Red Solidaria”, resultante de la “pobreza de espíritu del gobierno”; al tiempo que demandó que se recuperen los recursos de la evasión de impuestos.

Cuando la petición de Merino de devolver los dictámenes a la Comisión de Hacienda fue rechazada por ARENA, el presidente del Parlamento, Rubén Orellana, realizó la votación. ARENA, PCN y PDC, a favor; FMLN en contra; y CD, abstención.

“Estos tres dictámenes –$57 millones para Red Solidaria, $55 millones para Caminos rurales y $85 millones para Educación básica con equidad– pasan al archivo, y se acabó el debate por los préstamos. ¡Qué lástima!”, exclamó Orellana.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal