martes, marzo 13, 2007

Economistas salvadoreños evalúan saldo negativo de TLC

San Salvador, 13 mar (PL) Especialistas asociados al Colegio de Profesionales de Ciencias Económicas coincidieron hoy en que en su primer año la aplicación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos trajo más penas que glorias a El Salvador.

Las importaciones locales rebasaron los seis mil 834 millones de dólares en 2005, pero en los últimos 12 meses esa cifra se incrementó a siete mil 628 millones de dólares, argumentaron.


Aunque las exportaciones globales experimentaron un leve ascenso de tres mil millones 387 a tres mil millones 514, en ambos años de manera respectiva, esto es poco significativo, añadieron.

Es más, en opinión de los economistas, la cifra es desastrosa al compararla con las compras en el exterior realizadas por el país, sobre todo en Estados Unidos.

El incremento en la economía, registrado al final de 2006, sólo respondió a las fluctuaciones en el mercado internacional de los precios de algunos productos agrícolas como el café y el azúcar, recordaron.

Cuando tales cotizaciones bajen tendremos las mismas situaciones de años atrás, advirtió el especialista David Alfonso Anduray, según el diario Colatino.

El tratado no fue un buen negocio y lo peor es que desde su entrada en vigor en marzo de 2006, sus impulsores no quieren aceptar que las medidas tomadas fueron inadecuadas y precipitadas, consideró.

Para los expertos de la institución no gubernamental, el tratado no dio los resultados que esperaban el gobierno de Elías Antonio Saca y algunos empresarios locales vinculados al gran capital.

Varios de ellos sugirieron a su vez a las autoridades tener cuidado al firmar nuevos tratados comerciales, como el que se negocia con la Unión Europea y que también implica a las restantes naciones centroamericanas firmantes del acuerdo con Washington.

En opinión de Anduray, de haberse duplicado las importaciones de maquinaria e instrumentos de trabajo, la realidad sería otra.

Lejos de fomentar el desarrollo de la infraestructura, los dividendos obtenidos de la venta de estos rubros fueron dedicados a elevar la importación de valores de consumo.

De no tomar las medidas necesarias, los resultados de la aplicación del tratado con Estados Unidos en vez de mejorar podrían tornarse mucho más catastróficos, llevando al país a una crisis más evidente, puntualizaron los expertos.

Estamos cayendo en un consumismo que no está a la altura del desarrollo de El Salvador, un país azotado por elevados índices de pobreza y desempleo, manifestó Wilfredo Rubio, secretario de la entidad.

Es difícil renegociar un acuerdo como ese, pero la acumulación de cifras desfavorables en los venideros años podría avalar una revisión del texto y de la cuestión de los aranceles establecidos en este, coincidieron los economistas salvadoreños.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal