sábado, agosto 04, 2007

CDHES: PNC Atenta Contra Derechos Humanos en La Unión

Daniel Trujillo
Redacción Diario Co Latino


La Comisión de Derechos Humanos de El Salvador (CDHES) denunció que elementos de la Delegación de la PNC del Municipio de El Tamarindo, Departamento de La Unión, sometieron a actos de tortura a varios habitantes del lugar.

Capturas arbitrarias, golpes sin justificación, entre otros, son ‘el pan de cada día’ de varios habitantes de la Comunidad El Jagüey del referido Municipio.


«Los Policías de esta Delegación someten a golpizas a los capturados», señaló el director ejecutivo de la CDHES, Miguel Montenegro.

Muestra de lo dicho por Montenegro es el testimonio de José Díaz, un pescador artesanal del lugar, que relató parte de lo que vivió hace dos meses, cuando la Policía lo capturó y torturó sin motivo alguno.

«Yo venía de pescar en la noche, cuando ellos (Agentes de la Policía) me tiraron el carro encima y caí en el abismo (cayó a un lado de la calle)», comentó en un principio el afectado.

Luego que pasó el incidente con el carro policial, Díaz llegó a su casa y en ese lugar estaban los agentes esperándolo. Cuando José entró a su vivienda, los policías cerraron el portón para golpearlo.

«Me pegaron como cinco ‘culatazos’ … nosotros andamos un poco temerosos porque ha aparecido un caso también de un muchacho muerto… el domingo en la mañana apareció muerto en las playas de El Tamarindo», aseguró el ciudadano que aún no se explica el por qué de los golpes recibidos por parte de la Policía.

Pero, los testimonios no acaban con el de Díaz. José Teodoro Santos Granados es otra persona que sufrió tortura por parte de la Policía de la Delegación de El Tamarindo.

Él, al igual que el primer caso, venía de trabajar de la pesca, cuando elementos policiales lo llevaron a la delegación para torturarlo.

«Un día me agarraron y me llevaron al puesto (Delegación) y me amarraron al palo de coco, y el palo de coco tiene un hormiguero y comienzan a alborotar a las hormigas y después lo golpean a uno», relató Santos, quien dice que el hecho ocurrió hace tres meses. Pero no sólo en la comunidad del Jagüey ha sufrido violación a los Derechos Humanos, sino que también las de Playas Negras y Torola, otro Mariano Umaña, afectado.

Umaña conoce el caso de una persona que fue capturada y que pasó alrededor de 8 horas metido en el baúl del carro-patrulla.

«Lo anduvieron toda la tarde por bastantes partes de las comunidades. A eso de las diez de la noche lo sacaron y lo fueron a colgar al palo de coco de la delegación», manifestó Umaña.

«Cuenta la gente que los amarran en esos árboles; y que en la Delegación los policías hacen cuatro turnos y que los policías de cada turno golpean al que tienen amarrado… al siguiente día los dejan libres, pero ya todos golpeados», agregó.

Umaña afirmó que hay varias personas de la Comunidad El Jagüey que sufrieron tortura. Incluso, algunos tienen las costillas quebradas.

«Por el temor que la Policía ha hecho en el lugar muchos no quisieron venir a denunciarlo», indicó el habitante de la Comunidad.

Montenegro sostuvo que estas denuncias son sólo la «punta del iceberg» de un buen número de violaciones a los Derechos Humanos que hace agentes de la PNC.

No obstante, reconoce que existen buenos elementos que realizan su trabajo profesionalmente, pero que hay algunos que ‘contaminan’ el Trabajo Policial con estas violaciones.

La CDHES ya expuso este caso en la Inspectoría General de la Policía y en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos. De igual forma se llevará ante las Naciones Unidas para que la Comisión de Torturas lo estudie.

Montenegro pidió al Ministro de Seguridad Pública, René Figueroa, y al Director de la PNC, Rodrigo Ávila, que retomen el caso y que se le dé protección a las personas que brindaron su testimonio.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal