lunes, diciembre 18, 2006

FMLN: Manifiesto a la nación

MANIFIESTO A LA NACIÓN

LA HORA DEL CAMBIO SE ACERCA: EN LA UNIDAD DEL PUEBLO ESTÁ LA VICTORIA

El Salvador está entrando a una hora decisiva. Los anhelos de justicia, democracia, progreso e independencia para nuestro país se multiplican en el seno del pueblo. Una mayoría absoluta de salvadoreños y salvadoreñas demandan un cambio de rumbo para El Salvador. El FMLN, expresión de los intereses y anhelos de amplios sectores nacionales, asume este día la gran misión de hacer posible y convertirse en la columna central de la gran unión de todas las fuerzas y sectores que demandan ese CAMBIO.

La exigencia por el CAMBIO no es casual ni antojadiza. HAY DESESPERANZA en el pueblo salvadoreño. El país vive un DESENCANTO generalizado y mira con ANGUSTIA su futuro. El modelo impuesto al país por cuatro sucesivos gobiernos del partido Arena, se ha agotado y fracasado evidentemente:

A) En lo social: hay un incremento palpable de la pobreza; un desempleo masivo que obliga a decenas de miles de personas a salir mes a mes del país, y con sus remesas salvar a su gente y, de paso, mantener a flote la deteriorada economía del país. Sufrimos un incremento de la violencia y la delincuencia, que desborda a toda la institucionalidad estatal, y que golpea a comunidades y familias enteras. La situación social es agobiante, producto de la lógica del neoliberalismo que la reproduce: analfabetismo, miles de niñas y niños que se quedan fuera de las aulas, muertes por enfermedades prevenibles y curables, desnutrición, falta de agua para miles de familias, insalubridad, etc. La DEUDA SOCIAL se ensancha año con año; los pobres de nuestro país, son excluidos y marginados por el sistema, que les impone condiciones de vida indignas de la persona humana.

B) En lo económico: la ruina predomina en la actividad agropecuaria y agroindustrial; pequeñas y medianas empresas, de variados sectores productivos, se estancan y quiebran. El largo proceso de estancamiento que arrastra la economía desde 1997 se prolonga, muy a pesar del maquillaje que el Gobierno hace de las cifras macroeconómicas. Hay una aguda crisis fiscal, que ha llevado al gobierno a asaltar los ahorros de los trabajadores en las AFPs ; decenas de miles de personas y empresas están siendo embargadas por los bancos, que acaparan más y más la riqueza producida por todos. El déficit comercial que aumenta todos los años refleja el carácter importador y dependiente impuesto por el neoliberalismo a la economía. El colapso de las finanzas públicas y de la economía en general es detenido por el endeudamiento estatal, que crece sin cesar, y el envío de remesas de los pobres.

C) En lo Político: la democratización está bloqueada por el presidencialismo autoritario y las prácticas anticonstitucionales del Ejecutivo y la derecha parlamentaria. En momentos en que nos aprestamos a conmemorar el XV Aniversario de la Paz, la perversión de varias instituciones nacidas de los Acuerdos de Paz es ya inocultable. La corrupción estatal y privada, corroen las bases de la democratización. Los corruptos utilizan un amplio abanico de instrumentos: privatización de bancos y empresas estatales, licitaciones amañadas, el soborno, el despilfarro y malversación de recursos del Estado, la evasión de impuestos, el clientelismo político, el fomento de la impunidad por parte del Sistema Judicial y Fiscalía General de la República. Fondos públicos, provenientes de partidas secretas, se utilizan ilegalmente para apoyar campañas electorales, comprar medios de comunicación y escribidores, dañar a adversarios políticos, espiar a líderes políticos, empresarios y personalidades en general. Los resultados electorales del 2004 sepultaron a partidos de derecha, resucitados ilegalmente por ARENA para mantenerlos bajo su control y con su ayuda secuestrar y corromper el sistema electoral y ciertas entidades estatales. La derecha empresarial y política y su Gobierno, violan consuetudinariamente la Constitución y las leyes para imponer sus intereses y mantener su control sobre el Estado, la economía y el país. En el mundo, apoyan guerras, invasiones y matanzas, violan el derecho internacional y el derecho de los pueblos y países a su autodeterminación.

EN RESUMEN, la derecha neoliberal arremete a diario e impunemente contra la legalidad e institucionalidad del país y el bienestar de los más necesitados. Por ello, crece la conciencia de la gente porque llegue el cambio, para ponerle freno al engaño y abuso autoritario. El pueblo rechaza una nueva dictadura de tipo civil.

El pueblo salvadoreño se pronuncia por el rescate del proceso de democratización, y por la hora histórica del cambio hacia una nuevo país en desarrollo y justicia social. Como dijera Schafik, “el viento latinoamericano lo tenemos hoy a favor, como lo tuvieron nuestros venerados próceres de la Independencia Patria el 5 de noviembre de 1811 y el 15 de septiembre de 1821”.

DERROTA DEL NEOLIBERALISMO Y POSIBILIDAD DE VICTORIA EN NUESTRO PAÍS.

El neoliberalismo ha sido derrotado políticamente, y también ideológicamente, en los recientes eventos electorales, a lo largo y ancho de América Latina. El guerrerismo ha sido derrotado en su propia casa el pasado 7 de Noviembre. Se está dando un reacomodo mundial que no favorece las políticas imperiales.


El fracaso del neoliberalismo en nuestro país ha creado las condiciones para que nuestro pueblo aspire a un cambio del “capitalismo salvaje”, que lo mantiene hundido en la pobreza y la desesperanza. La población que votó a favor del FMLN en las elecciones del 2003, 2004 y 2006, lo hizo contra el neoliberalismo y por el cambio.

Reconocemos y celebramos que el estado de ánimo por el cambio, está
creciendo en nuestro país. Esto amplia y fortalece las perspectivas históricas para dejar atrás este modelo de miseria, corrupción y sometimiento a intereses extranjeros.


EL PARTIDO EN ESTA COYUNTURA HISTÓRICA.

En este momento histórico, el FMLN se cohesiona sólidamente para ponerse a la altura de las exigencias de la gente que exige el cambio. Nuestras readecuaciones internas responden a esta exigencia histórica inmediata, es nuestro deber ante el pueblo y el país.

Llamamos al pueblo, agrupado en toda clase de sectores y organizaciones, a UNIR fuerzas y propósitos, para que se haga realidad el CAMBIO POLÍTICO tan esperado y exigido. SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO. Ofrecemos nuestra organización y nuestras capacidades para hacer posible esa poderosa alianza. Nuestro llamado es a todos y todas, sin distingo alguno. Llamamos a empresarios y a obreros, a intelectuales y profesionales, a católicos y evangélicos, a los y las jóvenes, a adultos de todas las edades, a los movimientos políticos auténticamente democráticos. Llamamos a los campesinos y campesinas, a los agricultores, a los artesanos, a los vendedores informales. En fin, nadie que quiera el cambio deberá de quedarse al margen de esta gran ALIANZA DE TODO EL PUEBLO.

Invitamos a todos los sectores golpeados por las políticas excluyentes de la derecha, y a todos los salvadoreños y salvadoreñas que aman la verdad, la justicia y la democracia, y que se sienten indignados y ofendidos por el abuso de poder, la corrupción y la ilegalidad, a que trabajemos juntos, de inmediato, en la construcción de un PROGRAMA DE GOBIERNO PARA EL CAMBIO, que recoja los intereses y resuelva las preocupaciones y anhelos de la inmensa mayoría del pueblo.

Iniciamos este día el recorrido que llevará al pueblo salvadoreño a un nuevo amanecer. Lo iniciamos con esperanza, con decisión y confianza. Un FMLN fortalecido y unido como nunca, con claridad de propósitos y voluntad de sumar, es la garantía de que para El Salvador ¡LA HORA DEL CAMBIO HA LLEGADO!.


CONVENCIÓN NACIONAL DEL FMLN

El Salvador, 17 de diciembre de 2006.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal