martes, enero 30, 2007

Parte nuevo contigente salvadoreño hacia Iraq

San Salvador, 30 ene (PL) A partir de hoy comenzará a salir hacia Iraq un nuevo contingente de soldados salvadoreños, pese a la gran oposición de organizaciones civiles, políticas y religiosas de la nación.

Según el coordinador de la Comisión de Derechos Humanos, Miguel Montenegro, el envío de fuerzas militares al país árabe con la venia del presidente de la República, Antonio Saca, es una disposición de obediencia a Estados Unidos.


Montenegro aseguró que el gobierno hace caso omiso a las reiteradas demandas de la iglesia, organismos humanitarios y otros sectores de no enviar más tropas a Iraq.

Por su parte, Saca, en el acto de abanderamiento ayer, afirmó que "los 380 soldados del Batallón Cuscatlán son embajadores de la paz, portadores del bálsamo que mitigará el dolor de aquel sufrido pueblo (...) atropellado por el terrorismo."

De acuerdo con fuentes oficiales, el gobierno está autorizado por la Asamblea Legislativa a enviar un noveno grupo de efectivos para cumplir la misión hasta el 31 de diciembre.

No obstante, el propio ministro de Defensa, general Otto Romero, reconoció recientemente en la televisión local que "las guerras contra la subversión nunca se ganan".

El titular consideró que los soldados salvadoreños tienen que salir de esa nación del Medio Oriente lo más pronto posible.

Sigfrido Reyes, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), principal fuerza política opositora, responsabilizó a la administración de Saca de lo que pueda ocurrirle a las tropas salvadoreñas.

Hasta el momento, cinco efectivos han muerto y más de 20 han resultado heridos en enfrentamientos con insurgentes iraquíes.

El Salvador es el único país latinoamericano que mantiene presencia militar en Iraq desde el año 2003.

Reyes aseguró que los soldados viajan en el peor momento de violencia que vive dicho país.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal