martes, enero 30, 2007

Derecha salvadoreña temerosa por cambios políticos en Latinoamérica

San Salvador, 30 ene (PL) Ante el cambio político sin precedente en Latinoamérica, la derechista gobernante salvadoreña Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) prepara una estrategia de afiliación con vistas a las elecciones generales de 2009, informaron hoy representantes de esa fuerza.

El plan responde al temor de que el opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), aunque derrotado en tres contiendas presidenciales sucesivas, logren presentar una sólida candidatura en esos comicios.


En tal sentido, Ramiro Vásquez, jefe de fracción del FMLN en el Parlamento Centroamericano, ha asegurado que el Frente se prepara para hacerle al pueblo las mejores propuestas.

Para ello, una de las estrategias apunta a fortalecer la formación política.

La ex comandante guerrillera Nidia Díaz, una de las principales líderes del FMLN, afirmó en el recién concluido Foro de Sao Paulo, celebrado en esta capital, que la derrota del neoliberalismo es evidente.

La dirigente valoró de positivo como Inacio Lula da Silva, en Brasil; Hugo Chávez, en Venezuela; Evo Morales, en Bolivia o Rafael Correa, en Ecuador llegaron al poder por la vía electoral.

En ese contexto, la gubernamental ARENA realizó ayer una reunión de su directorio nacional con el fin de impulsar próximamente un plan territorial que le permita identificar líderes de derecha en las comunidades.

Según el presidente de la República, Antonio Saca, ese es el proyecto más grande en toda la historia de ARENA, que gobierna desde 1989.

De esa forma, la militancia del partido oficialista, 800 mil personas, con las nuevas inscripciones podría llegar a casi un millón de afiliados, aseguró el director ejecutivo de la agrupación, Miguel Tomás López.

La idea de ARENA es hacer creer a los salvadoreños que los cambios ocurridos en Venezuela o Bolivia son un peligro.

En ese sentido, López aseguró que "la fachada visible de esta amenaza es el FMLN".

A lo largo de los 17 años de gobierno, ARENA ha impulsado medidas neoliberales, como la privatización de la banca, pensiones y los servicios de electricidad y telecomunicaciones y desde 2001 dolarizó la economía.

Para Gilberto García, vicepresidente del Centro de Estudios y Apoyo Laboral, la situación de los trabajadores se ha deteriorado, su capacidad adquisitiva ha caído y ha crecido la marginación durante todos ese tiempo.

Según García, "lo único que ha evitado el colapso de la economía de El Salvador son las remesas" de los millones de emigrantes.

Datos del Centro de Recursos para Centroamericanos indican que, en promedio, más de 700 salvadoreños dejan el país cada día en busca de trabajo y salarios dignos, principalmente en el mercaldo laboral estadounidense.

Gran parte de la población salvadoreña espera que estos problemas puedan ser atacados por políticas gubernamentales.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal