miércoles, septiembre 12, 2007

Izquierda y movimientos sociales: el desafío de la unidad

Mario Amorós
Pueblos

Mientras que Venezuela, Bolivia y Ecuador avanzan hacia el Socialismo del Siglo XXI, en Chile el modelo neoliberal, administrado hoy por una presidenta socialista, exhibe la apariencia de una fortaleza inexpugnable

El Chile actual está construido sobre las cenizas de la “vía chilena al socialismo”. El movimiento popular, nacido en los albores del siglo XX en medio de una represión oligárquica implacable, se convirtió en una alternativa real de poder a partir de la confluencia del movimiento obrero en la Central Única de Trabajadores desde 1953, la fundación del Frente de Acción Popular por socialistas y comunistas en 1956 y la incorporación a la lucha de masas de sectores excluidos como los pobladores y los campesinos. El gran adalid de esa unidad fue Salvador Allende, quien siempre priorizó el programa político como eje de una plural y amplia convergencia sociopolítica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal