jueves, septiembre 06, 2007

Carta de un médico dirigida a la Cónsul de El Salvador en Montreal, Canadá

Agosto 28,2007

Sra. Verónica Pichinte Chacón
Cónsul General de El Salvador en Montreal
Québec, Canadá


Sra. Pichinte, gracias por su reciente correo electrónico. Como usted me hace saber la Licenciada Carolina Calderón le ha proporcionado mis datos.

Ella es La Ministro Consejero de la embajada de El Salvador en Ottawa, Canadá. En efecto he conversado recientemente con la Sra Calderón a raíz de las capturas de 14 personas en Suchitoto.


Yo le expresaba a ella mi preocupación por las capturas de personas que estaban haciendo una manifestación política para protestar por la política del gobierno de el señor Saca de sus intentos iniciales de privatizar los servicios de agua potable en El Salvador.

Le explicaba a le Sra Calderón que yo no estoy de acuerdo de poner presos a esas personas acusándolos de terroristas.

Le explicaba a ella que aquí en Canadá y otros países desarrollados no existe ninguna ley antiterrorista que penalice a personas por manifestarse en las calles por razones políticas. Le daba el ejemplo de la numerosas manifestaciones de ciudadanos Canadienses y de la comunidad internacional.

En el ejemplo incluía las manifestaciones en Seattle, Estados Unidos; las de Vancuver, en Canadá, y la más reciente manifestación en Montebello, Canadá. Como usted sabe, en la reciente manifestación de Montebello existió alguna violencia entre los manifestantes y la policía.

También usted sabe que a nadie se ha acusado de terrorista por haberse manifestado para protestar contra las políticas de algunos países desarrollados con respecto a temas que no voy a mencionar en esta carta.

Este correo electrónico es para reiterarle mi preocupación por esas capturas y por las recientes modificaciones a la ley antiterrorista que extiende la condenas hasta 10 años de cárcel.

Usted tiene que conocer que como hermanos lejanos vivimos angustiados por la existencia de esa ley que pone en peligro a nuestro hermanos en El Salvador. Pienso que el que está aterrorizándonos es el gobierno del señor presidente Saca.

A través de su persona quiero pedirle al gobierno del señor Saca que Usted representa la abolición de la ley antiterrorista en El Salvador.

Nosotros en la comunidad de hermanos lejanos condenamos cualquier acto de terrorismo en cualquier parte del planeta. Particularmente condenamos los actos terroristas de septiembre 11 en Estados Unidos.

Condenamos los atentados terroristas en España, Inglaterra. Igualmente condenamos el ataque terrorista a la embajada de Israel en Argentina y cualquier acto de terrorismo que dañe a personas inocentes en cualquier parte del mundo.

Nos solidarizamos con las familias y comunidades afectados por el terrorismo.

Los hermanos lejanos condenamos la ley antiterrorista en El Salvador por ser un medio de amedrentar a la población y suprimir la libertad de expresión política y solidaria en nuestra tierra lejana.

Como hermano lejano he vivido por muchos años en democracias como en Canadá. La oportunidad de vivir en estas democracias nos hace reconocer más los aspectos antidemocráticos del gobierno en El Salvador.

Ahora vivo en un país realmente democrático en que se respeta la justicia y hay un espíritu de solidaridad en las instituciones del estado. Por ejemplo en Canadá tenemos un sistema nacional de salud que cubre las mayores necesidades de salud de la población.

Usted sabe que si usted tiene un problema de salud, por ejemplo, un ataque al corazón, aquí en Canadá no tiene que pagar nada por la asistencia médica.

En El Salvador, en algunos hospitales privados, le cobran cifras exorbitantes por asistencia médica. Conozco de personas que han gastado todos los ahorros de la vida para pagar necesidades urgentes de salud.

Además, de no pagar al médico y hospitalización aquí en Canadá no paga por cualquier medicina o aparatos que la persona necesita para recuperar o mejorar su salud.

Como usted sabe en El Salvador muchos de los que se enferman no pueden ver al médico, no pueden ser hospitalizado, no pueden pagar las medicinas, no pueden pagar los costos exagerados de algunos hospitales privados. Si el enfermo va a los hospitales públicos, que son desastrosos y en tremendo caos, el enfermo tiene que pagar cuotas de dinero, en muchas oportunidades tiene que pagar por las medicinas, exámenes de laboratorio y radiología. Los hermanos lejanos conocemos que si usted necesita un CT en El Salvador la persona tiene que pagar centros privados como los que pertenecen al Señor Ministro de Salud, Dr. Guillermo Maza.

Los hermanos lejanos conocemos de la corrupción en el gobierno que usted representa. Conocemos que el gobierno ha incurrido en préstamos de la comunidad internacional para construir hospitales y que todavía después de muchos años de haber recibido los préstamos los hospitales no se construyen. Ejemplos son los hospitales de San Vicente, Zacatecoluca, el hospital de maternidad y otros.

Los hermanos lejanos conocemos con asombro que equipo de alta tecnología como CT Scans que han sido donados por la comunidad internacional no han sido instalados en los hospitales públicos. Este es un acto irresponsable del Dr. Maza. Comprendemos que él necesita que su negocio de venta de servicios técnicos como CT scans florezca.

Sra Pichinte, son muchos los ejemplos en salud.

Para terminar, quiero expresarle que el gobierno que usted representa en Canadá ha sido incapaz de resolver el problema del desempleo, la extrema pobreza, la violencia, la corrupción, las muerte abundantes por accidentes de tránsito, la baja calidad de la educación, la poca inversión en educación superior.

Para celebrar el día de la independencia de El Salvador en la Embajada de El Salvador le pido que transmita a su gobierno las preocupaciones de su hermano lejano.


Dr. José Joaquín Morales Chávez
Cirujano y Doctor en Ciencias


Tomado de Co-Latino

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal