lunes, enero 28, 2008

Salarios ilegales y manipulación mediática

Licda. Norma Guevara de Ramirios

Cuando los miles de empleados públicos esperaban el primer salario del año 2008 para finalizar gastos escolares de sus hijos, se destapó una noticia: En la Asamblea Legislativa se entregaban cheques con aumento inexplicable para los diputados.

La representación del FMLN se vio sorprendida, pregunta a sus representantes en la Junta Directiva, analizan la Ley de Salarios que contiene los sueldos para cada plaza de toda la administración pública y se dan cuenta que hay una diferencia. ¿Por qué?


Lo primero que hizo el FMLN es denunciar el hecho.

Lo curioso es la forma en que los medios manejaron y siguen manejando la información, no pudieron ocultarlo pero sí ocultaron la honestidad del FMLN para rechazarlo por ilegal e ilegítimo.

Para ocultar esta actuación digna, los medios fomentan la confusión responsabilizando a todos por igual, eso se llama manipulación.

Los aumentos van desde 1,840 dólares hasta 2, 920 que recibe el cargo más alto de la Asamblea, la Presidencia.

En una sociedad de tanto contraste y desigualdad esos aumento representan una ofensa y la gente reacciona lógicamente con indignación.

Entre los diputados de derecha abundan quienes creen que merecen eso y más, así lo han afirmado; otros confunden las obras o servicios que debe brindar el Estado con las regalías que desean los diputados a sus correligionarios con fondos públicos mal habidos.

La persona responsable de pagar un salario sin respaldo de ley, responde por la mala administración y si la Corte de Cuentas actuara en ese caso, le obligarían a reponer la diferencia, además de una multa por la falta administrativa cometida. ¿Estaremos frente a esta posibilidad en el caso que nos ocupa?

La capacidad investigativa de un periodista debería ser tan sagaz que, encontraría el día en que se aprobó, investigaría la Ley de Salarios, las disposiciones de la administración financiera, ubicaría a las personas que dieron la orden de dar un cheque con un monto mayor al aprobado en la ley y le señalaría, esto se deja de hacer por complicidad con la derecha en el gobierno.

Pero estamos todavía en un país en el que intencionadamente se confunde al asaltado con el ladrón y por eso se está dejando pasar el momento para que la gente se olvide en vez de corregir inmediatamente.

A pesar de todo el empeño en confundir está fuera de cuestionamiento la posición de las y los diputados del FMLN, ellos y ellas, así como la dirección del partido están opuestos a ese aumento ilegal, inmoral y a la manipulación, están en contra, han pedido que se devuelva lo percibido en exceso y es tan clara esa postura que si no se corrigiera han decidido juntar el dinero para donarlo a una institución de beneficencia. ¿Falta algo más claro y honesto que esta manera de actuar?.

Hace cerca de diez años, en la primera legislatura de post Acuerdos de Paz, hubo una iniciativa en el sentido de recomendar a los tres presidentes de los tres órganos de Estado para ponerse de acuerdo en el sentido de ponerle freno a la tentación de incrementar desmedidamente los salarios.

Esa pieza debe estar en el archivo, en aquél entonces era escandaloso encontrar que un asesor del Ministerio de Hacienda tuviera un salario superior al que en ese momento cobraba el Propio Presidente de la República; ahora es más urgente darle racionalidad y dignidad a los salarios de altos funcionarios del Estado, y la dignidad es algo que merezca respetarles por ser justo en vez de mofarse o despreciarles por abusivos.

En el pasado se ha criticado al FMLN por su política interna de asegurar que quienes ocupen estas funciones aporten parte importante de su salario al funcionamiento de su partido (31% en el caso de los y las diputadas).

El FMLN además tiene otra política que es que la diferencia entre el salario normal de un diputado de la que tengan miembros en la directiva, se abona a un fondo especial destinado a otorgar becas a jóvenes de escasos recursos de los 14 departamentos del país, hecho este, poco conocido, poco estimulante para ser noticia, pero un hecho real que expresa la filosofía del FMLN sobre la función pública como servicio y no como abuso.

Esperemos que en un nuevo gobierno estos conceptos y valores imperen y eviten el saqueo del erario nacional y la errónea concepción de salario.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal