domingo, enero 06, 2008

Parte paz desde el exilio

Colaboración de Mariposa, ex-locutora de Radio Venceremos

PARTE PAZ DESDE EL EXILIO...
(no digo parte de guerra porque me pueden confundir con terrorista y está jodío).

Hola a todos y a todas, ¿cómo les vá tratando el año nuevo?.
Acabo de terminar de leér el libro de Melitón Barba que se llama "Olor a Muerto", es una narrativa super buena, antes terminé de leer "Maisanta" y así entre que leo, juego y platico con mi hijo, hago quehaceres de la casa y escribo a través de esta máquina; y entre que denuncio la impunidad que lleva de costilla a la injusticia social estatal en El Salvador, de ciudad en ciudad, de país en país donde me invitan, me la voy pasando...porque mientras exísta la injusticia humana, existirán razones para luchar.


Hablar del exilio, es duro, y como miles de latinos sabemos, hay varios tipos de exilio, por ejémplo está el exilio forzado por las políticas de hambre y exclusión de los gobernantes y también el exilio por cáusas políticas, entre otros.

Yo enfrento el exilio por cáusas políticas, es decir, después del vil y cruel asesinato de mis ancianos padres a manos de los escuadrones de la muerte financiados clandestinamente por personeros del gobierno salvatrucha de ARENA representado por el Sr. Toni Saca, las amenazas de muerte y la persecución contra mi persona y mi pareja continuó y se incrementó al grado que después del primer aniversario casi me matan los malditos escuadroneros, así que mejor, patitas paqué las quiero porque la lucha continua y los frijoles son rebuenos.

Por hoy estoy en Alemania, y estructuralmente es un país maravilloso, y nosotros tenemos un círculo social de amistades super cachimbón con toda la extensión de la palabra, de eso no nos quejamos, lo yuca es, el inmenso frio, la oscurana porque son las 4 de la tarde y ya parecen las 7 de la noche- por lo menos entre diciembre, enero y febrero-, luego la falta de fluidez para el idioma, yo lo entiendo bastante pero para expresarme es limitado aunque a guebo tengo que hablarlo y para uno que es loro, no le hace sentir bien.

Lo otro es lo encerrado que se vive por el mismo clima. Ustedes saben que en nuestros paises estamos acostumbrados a que cuando uno sale a la calle, de un solo se encuentra el pijo de gente que aunque uno no sepa quién diablos es quien, uno siente el calor de la vida.

Se viven los gritos de los cipotes en las calles, la gran humazon de los carro que parecen chimeneas, el pito de los buseros recordando la madre de los demás, el gran musicón pura mierda y bajero de los microbuseros, lo difícil que es cruzar el mero centro capitalino por el vergo de mujeres y hombres con el ofrecimiento de dos calzones al precio de uno.

Es decir que cada pormenor del paisito de uno, hace mucha falta, por ejemplo, las pupusas revueltas o de queso, o de loroco con queso en cada cuadra, el parque del pueblo con el gentillo caminando de un lado a otros, todos sin ir pa ningún lado, unos buscando bichas, otras buscando los cipotes, los cipotillos con sus bicis de verdá y otros con bicis de mentiras porque solo van enchutados con sus piernitas entre un palo de escoba vieja, las viejas y los viejos chicleando y así uno la pasa bien en sus paisitos... aunque la esperanza de un país mejor solo sea a través de los discursos presidenciales que se ven en la TV., o hasta que uno la convierta en realidad a través de la lucha popular que es peligrosa y sacrificada pero lo único que toca como alternativa del pueblo organizado o no, aunque sea bajo esa triste realidad, uno prefiere su paisito.

También puedo decir que hasta se extraña uno aquí, al ver tantos negocios gigantes, todos con productos verdaderamente finos y caros, vitrinas con joyas de oro puro y piedras verdaderamente preciosas, y todos esos negocios permanecen sin vigilancia por las noches, las vitrinas de puro vidrio y con luz para que mejor se vean sus prodúctos de venta, permanecen sin vigilancia y la gente pasea tranquilamente sin fijarse en nada de nada... A uno que viene de paises como El Salvador, rápidamente se le vienen a la memoria... los esbirros o sea los policias o vigilantes privados con sus grandes fusiles cuidando el negocio tal, con sus caras de asesinos a sueldo y en serie y tratando de poner cara de inteligentes o de entendedores.

Aquí uno puede salir tranquilamente a las diez de la noche a comer algo por allí y volver caminando a las 12 sin el agobio de un asalto, crimen o violación. Y soy del pensamiento que esto NO obedece obligatoriamente a que la gran mayoría de la población tiene todo lo necesario.

Más lo veo a la cultura de paz, de amistad, de respeto humanos y de solidaridad que se le inculca desde su educación de kirden a los niños y niñas y por supuesto tiene mucho que ver, a que estos gobiernos aunque sean capitalistas y mantengan su maquinaria de explotación, no han sobrepasado los límites del sometimiento hasta inhumano a su gente como sucede en nuestros paises o directamente diciendolo como sucede en El Salvador.

En fín, uno en el exilio forzoso y político, estraña tambien y de manera principal, a las amistades, a la camaradería, a su gente y su pueblo.

En el exilio, también hace falta la oferta de la cachada, los botes de café lísto guebiados al dos por uno, prodúcto de la cachada, etc, etc. el: "Qué vaquerer mi amor, venga, pregunte, se lo puede tallar, yo la tapo, midáselo, le vaquedar rechulo, anímese amorcito, le voy a rebajar otro poquito para hacer nombre de dios, me lo vallevar?... Y si le decís que 'no', te pega la gran putiada que es mejor irte en guinda antes que de la putiada pase al cerotazo o que te pongan un par de mareros con la petrechine y tengás que volar en vez de correr etc...

También extrañamos a los vendedores de CDS pirateados de los cuales nosotros eramos fieles clientes. Recordamos cuando llegabamos a la acera que está en la parte norte de la catedral. Ya nos conocían: "Ajá mariposita...le tenemos lo último de Pescozada y nuevas camisetas de Shafick" . Ya ni me preguntaban qué ibamos a querer...eramos fieles clientes y algo de algo siempre les comprábamos. !VIVA LA PIRATERIA!!! VIVA MARTIN Y SU GENTE CARAJO!!!.

En el exilio en cambio, nada es igual ni similar; nosotros tenemos un excelentísimo círculo social no solo en la ciudad alemana donde vivimos sino que puedo afirmar que en muchos países de Europa, yo les llamo gente de nuevo tipo, son amistades generosas, muy amables y sinceras, nobles y fraternas a quienes respetamos y queremos mucho, sin embargo, su cultura es su cultura.

Por ejemplo, aquí uno sale y a las dos o tres cuadras se topa con un pinguino -gente metida entre muchos trapos por el frío- que ni te saluda, pasa como si no vio a nadie.

El contacto con los seres humanos es estrictamente premeditado y anticipado, o sea que tenes vida social si desde antes les conociste o si por algún motivo alguién te presentó a alguién. Por casualidad es rara una amistad.

Y los encuentros comunes, para hablar de cualquier cosa no son muy casuales, por ejemplo, ahora le llamás a alguna chera o chero (amigo o amiga), porque tenés ganas de encontrarte con alguien, la respuesta es: (por ejemplo):"Revisaré mi agenda...No, para este fin de semana me es imposible pero tengo libre el primer fin de semana de junio...para esa fecha no hay problema.".

Eso es lo normal. (ACLARO que con nuestras amistades no siempre es así y las citas con algunas de las amistades, pueden hacerse por lo menos de un día para la otra semana -eso es un privilegio aquí-).

Es una vil mierda, uno se frustra y al final vuelve objetos animados y con vida a cualquier peluche, nosotros por suerte tenemos a la Coqui, nuestras perrita Koker espaniola-que ya casi la estamos haciendo hablar, por lo menos de vez en cuando aparece con su cachada. Pero al final uno vuelve al principio... esto del exilio es como estar preso entre ciudades. Nos duele como el primer día, el vil, horrendo y cruel asesinato político contra nuestros amados padres.

Desde el 2 de julio del 2006, nos acostamos y nos levantamos con nuestros padres en la cabeza y afirmandonos que ese crímen NO quedará en la impunidad SEA como SEA.

Debido al crímen político contra nuestros ancianos padres Juana y Francísco Manzanares, vivimos en el exilio porque las amenazas a muerte contra la familia no pararon, la persecución continuó.

Pero, aunque extraño el griterio de los cipotillos en los parques y barriadas de mi pueblo, aunque extraño mi gente, aunque estraño ese sol ardiente, los frijoles, el queso del duro viejo y otras cosas más, no le daré gusto a los escuadroneros financiados encubiertamente por personeros del estado arenazi, el gusto de que me asesinen.

Yo Mariposa, no tiene fronteras en su lucha por la justicia humana, mi grito rebelde y mi convicción están hoy mas fuertes que nunca, y no dejaré de denunciar la verdad que nos acosa en nuestro país; no dejaré de denunciar que los frijoles por políticas impopulares hoy valen 1 dólar 25 centavos cuando antes valian 60 centavos, no dejaré de denunciar que cada salvadoreño al salir de su casa, sale pensando en si volverá vivo a su casa debido al incremento de la delincuencia producto del crímen organizado que para camuflajear los asesinatos políticos como el de los esposos Manzanares, pagan delincuentes para que cometan sus fechorías comunes.

Seguiré denunciando pueblo por pueblo, ciudad por ciudad, capital por capital que la impunidad estatal en El Salvador corroe, que los salvadoreños ya no aguantamos el empleo con sueldos de hambre o el desempleo con represión , que las leyes se cambian y se imponen como los ricos cambian de menú en sus elegantes mesas del comedor, que ya basta de peregrinaciones mortales por el desierto para alcanzar el sueño americano que ya está dejando se serlo, un sueño al que el gobierno somete a los pobres para garantizar las remesas que como bumerang finalizan en sus arcas a través del bombardeo del consumo.

No me cansaré de exigir que se devuelvan con vida a los desparecidos como el caso del joven Bonifacio, que se investigue en verdad, se enjuicien y se castiguen a los asesinos del matrimonio Peniate Flores, los esposos luteranos, los esposos Manzanares-monjarás-mis padres, y tantos y tantos asesinados más a manos de la OIE organismo del crímen político financiado por el gobierno salvadoreño.

Es decir y volviendo al tema del exilio, se equivocaron los asesinos de mis padres al pensar que matándolos a ellos, le iban en verdad a quitar las alas a la Mariposa, tal y como denominaron la reunión previa al asesinato en aquél gran hotel de lujo de Suchitoto.

Se equivocaron los arenazis de suchitoto, los dueños de algunos negocios para los turistas y los miembros de la OIE al creer que asesinando a mis padres y obligándome por ese asesinato cruel y despiadado [cometido con lujo de barbarie típico de los años 70] a cerrar el Restaurant-Cultural y espacio de Rescate y Preservación de la Memoria Historica-PAPALUT- de mi propiedad, matarían la denuncia de Mariposa... pobres ingenuos...

Yo nunca he tenido paredes, ni puntos de referencia materialmente hablando, para lanzar al aire las verdades, mis palabras, mis letras, mis gritos, que están allí, donde los quieran oír, cirdundan la atsmófera y con el crímen de mis padres, esa energía que de nacimiento tengo y la conciencia de lucha por la dignidad y la verdad que me heredaron mis padres, se han multiplicado...perdón, me equivoqué, se han quintuplicado...no tienen fín...no tienen límite, no tiene tienen tope hasta que se haga verdadero juicio y castigo y hasta que la impunidad sea referencia de un pasado oscuro en la patria de Farabundo Martí y de Schafick, el héroe de mis padres y mio.

Bueno, por hoy este es mi primer parte de paz del año 2008 -Año previo a las grandes decisiones. ¿Cúal es la consigna?..." "¡¡¡SACAR A ARENA DEL GOBIERNO!!!"

Informó para ustedes, Mariposa. Cambio y fuera.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal