lunes, marzo 05, 2012

Asisten cientos de personas a misa de acción de gracias por la salud del Comandante Hugo Chávez


Expresión de amor convertido en fe

Con un agradecimiento al pueblo de Cuba y a las autoridades religiosas católicas; a la comunidad venezolana y a jefes de misiones diplomáticas acreditadas en la Isla, se despidió el ministro de Relaciones Exteriores venezolano Nicolás Maduro de la Catedral de La Habana, donde se celebró en la tarde de ayer una misa de acción de gracias por la salud del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Con la asistencia de cientos de personas, el Canciller definió el momento como una "expresión de solidaridad en el amor, convertido en fe, para acompañar con la oración sincera el proceso de recuperación del Presidente Chávez, el cual confiamos que va a ser ascendente y culminará con éxito verdadero".

Sobre el mandatario bolivariano informó que se encuentra restableciéndose con buen ánimo, muy atento a todos los temas internacionales y a la marcha de las diferentes misiones creadas en beneficio de su pueblo.

La "hermosa iniciativa" de la embajada de Venezuela, según la calificó el Nuncio Apostólico Bruno Mussaró, quien ofició la misa, contó con la participación del Cardenal Jaime Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana.

Junto al embajador venezolano Edgardo Antonio Ramírez se encontraban miembros del gabinete ministerial bolivariano y una amplia representación de residentes en Cuba del hermano país.
Por la parte cubana asistieron Bruno Rodríguez Parrilla y Marcelino Medina González, ministro y viceministro primero de Relaciones Exteriores de Cuba, respectivamente; Caridad Diego Bello, jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central; Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana, y familiares de los Cinco Héroes, entre otros.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal