sábado, agosto 11, 2012

La ANEP concreta sus amenazas de boicot, sabotaje y desestabilización


La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) se salió del Consejo Económico Social (CES) la semana pasada, disque en protesta por la crisis institucional generada por el conflicto entre la Asamblea Legislativa y Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. Con esto la ANEP culmina una serie de sabotajes contra el CES desde que éste fue creado por decreto ejecutivo en octubre de 2009: su negativa a discutir la democratización del espectro radioeléctrico, su rechazo al pacto fiscal y sus intentos de instrumentalizar al CES promoviendo pronunciamientos contra el obierno.

Paralelo a la renuncia de la ANEP al CES, los cinco empresarios participantes en el Asocio para el Crecimiento también renunciaron poniendo como pretexto la crisis institucional. Los empresarios que se sumaron al sabotaje de la ANEP son: Francisco de Sola, Roberto Murray Meza, Francisco Callejas, Roberto Poma y Juan Carlos Eserski. Al tiempo que anunciaron su salida del CES, los voceros de la ANEP también reiteraron su amenaza de impulsar un paro empresarial si el conflicto legislativo-judicial no se resuelve.

Las acciones de boicot de la ANEP y de los empresarios del Asocio para el Crecimiento coinciden también con las gestiones desestabilizadoras de Juan José Daboub en Estados Unidos. Este funcionario del Banco Mundial y ex ministro arenero cabildea en el congreso estadounidense para que el FOMILENIO II y toda la ayuda a El Salvador sean suspendidos. Juan José Daboub es hermano del presidente de la ANEP Jorge Daboub y fue .durante el gobierno de Francisco Flores. uno de los impulsores de la dolarización y del tratado de libre comercio con Estados Unidos. Según denunció el Presidente Mauricio Funes en su programa radial el sábado recién pasado, las declaraciones de los congresistas norteamericanos Marco Rubio y Bob Menéndez sobre la crisis institucional del país son resultado del cabildeo de Daboub. Si la denuncia presidencial es cierta, otro resultado de las perversas gestiones de Daboub en Estados Unidos serían algunos editoriales del The Washington y New York Times. Estos influyentes periódicos norteamericanos han publicado versiones sesgadas y manipuladas sobre la crisis institucional del país.

Con estas acciones saboteadoras y boicoteras de los dirigentes de la ANEP, los empresarios del Asocio para el Crecimiento y de personajes nefastos como Juan José Daboub se cae el discurso democrático que la derecha ha pregonado en la actual coyuntura nacional. Los sectores democráticos del país deben condenar el accionar antidemocrático de esos actores recalcitrantes de la derecha y estar alertas ante posibles nuevos actos desestabilizadores de quienes, con el discurso de defensa de la institucionalidad, buscan en .realidad. socavar la democracia. (Editorial ARPAS)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal